Los casos de colusión que han sacudido a Chile en el último tiempo son negativos para recuperar los indicadores de confianza y apuntalar el dinamismo de la actividad económica, dijo el martes el presidente del Banco Central, Rodrigo Vergara.

El jefe del organismo autónomo recalcó que la actividad y la demanda han presentado un lento crecimiento en los últimos meses y un bajo desempeño de la inversión, por lo que el comportamiento de las empresas y los consumidores es clave.

En ese sentido, indicó que el reciente destape de un caso de colusión en el mercado de productos de papel va en sentido contrario de recuperar la confianza.

"Las noticias sobre colusión que tuvimos la semana pasada ciertamente son negativas para esta materia (...) No cabe sino una condena y el rechazo más absoluto a esto", dijo Vergara en un foro del diario financiero Pulso.

La fiscalía antimonopolio acusó la semana pasada a Empresas CMPC y PISA -actualmente SCA Chile- de actuar coordinadamente para controlar cuotas de mercado y precios, en uno de los mayores casos contra la libre competencia detectados en el país.

Inflación volverá sobre 4%

En materia económica, Vergara reafirmó que la principal preocupación del Banco Central en estos momentos es una inflación que se ha mantenido elevada, ubicándose por sobre el rango de tolerancia por varios trimestres.

Entre enero y septiembre, la inflación llegó al 4%, mientras que en los últimos 12 meses alcanzó un nivel interanual del 4,6%, por encima del techo del rango de tolerancia que maneja el Banco Central del 2% al 4%.

Para contrarrestar esta tendencia, el organismo rector subió un cuarto de punto porcentual la Tasa de Política Monetaria (TPM) a 3,25% en octubre, tras un año en que la mantuvo en 3% para impulsar una alicaída actividad económica arrastrada por una débil inversión y consumo.

La depreciación del peso ha sido el principal factor de la mayor inflación y si bien en lo inmediato la inflación podría bajar de 4% posteriormente volverá a elevarse por sobre el rango meta, estimó Vergara.

"Vemos posible que la inflación vuelva transitoriamente al rango de nuestra meta cuando veamos las próximas cifras de inflación, no obstante nosotros esperamos que esto sea transitorio y volvamos para arriba por varios meses más al menos hasta mediados del próximo año", dijo Vergara.

Con todo, el presidente del organismo recalcó que las expectativas de inflación a dos años se mantienen ancladas en 3%.