Helsinski. El presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet, no mencionó la frase "estrecha vigilancia" en su declaración inicial de una conferencia de prensa este jueves, lo que sugiere que la próxima alza de tasas no será el próximo mes sino en julio.

En el pasado, el BCE normalmente ha usado la frase para anticipar un alza de tasas un mes después. Trichet mencionó la frase en marzo, un mes antes de que el banco central subiera las tasas de la zona euro por primera vez en dos años.

"Seguiremos vigilando muy de cerca todos los acontecimientos", dijo con respecto a la estabilidad de precios luego de que el BCE mantuviera las tasas de interés en un 1,25%..