Ginebra. El jefe del Fondo Monetario Internacional, Dominique Strauss-Kahn, dijo este miércoles que la situación en Europa seguía siendo problemática y advirtió que los efectos de la crisis financiera global están lejos de haber acabado.

"La situación en Europa sigue siendo problemática y el futuro es más incierto que nunca", dijo en un discurso en Ginebra.

"Pero sin esperar a que se restaure la calma, necesitamos comenzar a reconstruir esas estructuras de gobierno. Es hora de un triple retorno", agregó.

Strauss-Kahn, director-gerente del FMI, afirmó que las crisis de Grecia e Irlanda resaltaron la necesidad de medidas más efectivas para hacer frente a colapsos económicos y financieros.

"La demora en fortalecer la supervisión y en crear mecanismos efectivos de resolución de crisis, bien podría llevar a la próxima crisis", enfatizó Strauss-Kahn.

El discurso lo pronunció un día después de que el jefe del FMI criticara a la zona euro por la incoherente respuesta a la crisis del bloque.

Strauss-Kahn señaló que los países podrían tener las mejores normas, pero sin una apropiada supervisión "el desastre podría estar al voltear la esquina".

Advirtió que regulaciones para reformar el sistema bancario eran urgentes y necesarias.

"Es importante aplicar nuevas normas al sector financiero", dijo Strauss-Kahn. "Necesitamos supervisión que no tema decir 'no' a intereses poderosos", agregó.