Roanoke, EE.UU. Las últimas medidas de estímulo monetario de la Reserva Federal (Fed) tienen el riesgo de generar una indeseable inflación y no harán mucho para impulsar el crecimiento económico de Estados Unidos, dijo el lunes el presidente de la Fed de Richmond, Jeffrey Lacker.

Lacker, conocido por su agresiva posición contra la inflación y quien se ha opuesto a las decisiones de cada encuentro de política monetaria este año, explicó que el atribulado mercado laboral estadounidense ha sido golpeado por factores fuera del control de funcionarios de la Fed.

"El comportamiento de la inflación es fundamentalmente atribuible a las medidas del Banco Central, mientras que las condiciones del crecimiento y del mercado laboral son afectadas por una amplia variedad de factores", dijo ante una conferencia de empresarios en el estado de Virginia.

La Fed anunció el mes pasado un nuevo esquema de compra de bonos del Tesoro que comenzará con US$ 40.000 millones mensuales para la adquisición de títulos hipotecarios.

"El simple hecho de ver una alta tasa de desempleo no implica que la política monetaria de la Fed está fracasando en cumplir con su mandato del Congreso, y tampoco significa necesariamente que la política monetaria necesite hacer más para alcanzar sus metas", dijo Lacker.

La tasa de desempleo de Estados Unidos bajó a 7,8% en septiembre, una buena señal de que la recuperación económica comienza a ganar fuerza. Lacker dijo que el reciente patrón sobre el crecimiento del empleo, con 146.000 puestos de trabajo agregados cada mes en el tercer trimestre, sugiere que la desaceleración vista a principios del año ha sido transitoria.