La economía brasileña pasa por un momento de "reingeniería" y no hay nada "intrínsecamente problemático" que no le permita recuperar el crecimiento económico, afirmó el ministro de Hacienda, Joaquim Levy, en un seminario empresarial en Sao Paulo.

En el evento, organizado por la Cámara de Comercio Brasil-Francia, Levy señaló que la economía mantiene una base positiva para iniciar un nuevo ciclo de expansión tras el ajuste fiscal que está siendo promovido por el gobierno.

"No hay nada problemático en la economía brasileña. Aún hay innumerables ventajas en el país, como nuestro capital humano. Estamos seguros de que tenemos condiciones de hacer esa reingeniería de nuestra economía sin grandes dificultades", señaló.

"Tenemos que tomar decisiones rápidamente. El gobierno debe crear y consolidar un nuevo ambiente, crear las bases para un nuevo ciclo de crecimiento, valiéndose de los recursos naturales. Un crecimiento basado en nuestro capital humano y nuestra capacidad de ahorro", explicó.

Abogó por una mayor integración con las cadenas productivas globales y resaltó la importancia de aumentar las exportaciones para fortalecer la industria.

"En los últimos 15 años, los empresarios con quien converso son unánimes en hablar sobre el dinamismo de la economía. Tenemos una generación mejor preparada. Todo el mundo prácticamente está dentro de la economía de mercado", subrayó.

"Tenemos que dar un paso más en el desarrollo de Brasil y aumentar nuestra asociación a la economía mundial. El mercado está en transformación y estamos atentos a las necesidades de las empresas. Es fundamental para retomar el crecimiento", subrayó.

El ministro consideró que Brasil está en condiciones de competir en el mercado global mejor que en el pasado.

"En los últimos 15 años, los empresarios con quien converso son unánimes en hablar sobre el dinamismo de la economía. Tenemos una generación mejor preparada. Todo el mundo prácticamente está dentro de la economía de mercado", subrayó.

A pesar de los indicadores que apuntan caída de las inversiones y de la confianza empresarial, Levy afirmó que el sector privado continúa apostando en el país.

Según él, las tasas de interés presentan "una larga curva declinante", con algunos saltos.

"Tengo confianza que la trayectoria de reducción de los intereses va a continuar. Un país muestra su madurez cuando ciertos principios son adoptados por un núnero mayor de personas, como la responsabilidad fiscal, que no es de un partido o de otro", afirmó.

Aseguró que esa trayectoria va a permitir obtener beneficios a los empresarios que invierten en el país.

"Muchos nuevos proyectos pasan a ser viables y con eso se crea un motor de crecimiento", apuntó.

Este lunes, una encuesta realizada por el Banco Central entre las principales instituciones financieras apuntó que los analistas proyectan una caída de 0,5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) en 2015.