El jefe de Gabinete vinculó a grupos económicos asociados al sistema financiero con los embates a la investigación que realiza la AFIP sobre presuntas maniobras de lavado de dinero, tras el incendio de un galpón de Iron Mountain, en el que se depositaba documentación bancaria.

Por otra parte, Capitanich cuestionó, en su habitual conferencia de prensa en la Casa Rosada, las "maniobras de usinas opositoras" que persisten en difundir "índices de precios alternativos que carecen de sustentabilidad", y afirmó que las suspensiones de personal se focalizan sólo en algunos tipos de actividad, como la automotriz.

Sobre el caso Iron Mountain, el funcionario dijo que "se pretende esclarecer si efectivamente ha ocurrido lavado de dinero", por parte de empresas que cotizan en Bolsa.

En cuanto a los cuestionamientos empresarios, resaltó que la estatización de los fondos de pensiones "no ha sido neutra para el sector financiero ni para las empresas conectadas", que percibieron US$1.200 millones "de comisiones que se extraían a los jubilados".

Capitanich destacó que el ahorro desde la eliminación de las AFIP fue de 25 mil millones de pesos (US$3.080M), y precisó que el Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la Anses creció 290%.

Relacionó luego las críticas privadas a la pérdida de ingresos del sistema financiero, que se suma a los mecanismos de emisión de acciones y al uso de esos fondos de pensiones.

Sobre el mismo tema, el funcionario aludió a "la inacción de legisladores de oposición, que critican toda decisión del gobierno,
pero nunca a estos grupos económicos".

En otro orden, Capitanich advirtió que "se instalan metodologías absolutamente cuestionables" en materia de medición de precios, para "promover datos falsos y equivocados, e inducir a expectativas económicas negativas".

"La confiabilidad de esos indicadores promovidos por el Congreso es exactamente la misma de sus referentes, que han cambiado tantas veces de partido político que sólo buscan con su prédica la repercusión mediática", evaluó el jefe de Gabinete.

Respecto de la situación del empleo, Capitanich reveló que, según estudios recientes, el 58% de las actividades económicas no se vieron afectadas durante el primer cuatrimestre.

El funcionario precisó que el programa Repro (de apoyo del Ministerio de Trabajo a empresas en dificultades) abarcó en abril a sólo 232 empresas, que recibieron 28,8 millones de pesos para asistir a 34 mil trabajadores.

Capitanich comparó esas cifras con las 1.328 empresas y casi 16 mil trabajadores alcanzados en 2003; y las 2.769 compañías con 143 mil empleados en 2009.