Jackson Hole, EE.UU. Chile tiene tantas probabilidades de subir sus tasas como de reducirlas en su próximo cambio de política monetaria, dijo este jueves el presidente del banco central del país, José de Gregorio, agregando que la decisión dependerá de las condiciones económicas.

"Si los precios de los commodities siguen subiendo (...) entonces quizás podría ser una mayor rigidez", dijo en una entrevista en con Reuters Insider, a la salida de un salón de conferencias en Jackson Hole, Wyoming, donde los jefes de los banco centrales se reúnen en su encuentro anual.

Si el panorama económico empeora, dijo, sería segura una flexibilización, sostuvo.

"Venimos de un ciclo de rigidez, así que básicamente lo que nosotros hicimos fue ponerlo en neutral", declaró.

El Banco Central de Chile mantuvo su tasa referencial estable en 5,25% la semana pasada por segundo mes consecutivo, después de que datos mostraron que el crecimiento se desaceleró en el segundo trimestre y que las expectativas de inflación disminuyeron.

Se considera que el banco mantendrá su postura por varios meses más, y posteriormente se espera que rebaje su tasa a un 5% en marzo, según el sondeo quincenal del banco a operadores y actores financieros dado a conocer esta semana.

De Gregorio sugirió que tales predicciones se están adelantando a los hechos.

"Lo veremos", declaró. "Hay mucho tiempo de aquí a marzo", agregó.

La economía de Chile creció un 1,4% en el segundo trimestre respecto al primer trimestre, desacelerándose desde una tasa revisada de un 1,6% en el período previo, mostraron datos la semana pasada, sugiriendo que el crecimiento de una de las economías más sólidas de América Latina se está moderando.

De Gregorio dijo que espera que el crecimiento se modere aún más el próximo año.

"Debido a que estamos saliendo de una recesión, todo eso resulta en una aceleración del crecimiento, pero nosotros deberíamos regresar a tasas más normales (el próximo año)", afirmó.