El presidente José Mujica informó este lunes que el proyecto de ley para reducir el Impuesto al Valor Agregado (IVA) llegará al Parlamento tal cual estaba redactado y pidió que tenga una rápida aprobación para beneficiar cuanto antes a los sectores más pobres. De este modo, el mandatario dejó atrás su idea de buscar alternativas a esa iniciativa para focalizarlo exclusivamente en beneficiar a las personas más vulnerables.

Mujica dijo a El Observador que su alternativa consistía en reducir el IVA cinco puntos porcentuales para el 30% más pobre de la población. Pero este lunes el mandatario se reunió con Astori y cambió de idea.

“Está acordado el proyecto global que supone que, si el Mides (Ministerio de Desarrollo Social) termina un trabajo que está haciendo dentro de un mes o un mes y medio de identificación precisa nombre a nombre de los sectores que están más sumergidos, es posible instrumentar una tarjeta que permita que a esa gente no se le cobre nada de IVA”, dijo luego de almorzar en el restaurante La Recoleta. Agregó que mantendrá el beneficio de reducir dos puntos porcentuales del tributo. El texto planteaba que ese se haría efectivo para el resto de la población con tarjetas de crédito y débito.

Mujica contó que lo que lo llevó a dejar de lado su idea de plantear una alternativa fue lograr que la iniciativa sea aprobada y pueda ser aplicada en 2012.

“Yo estoy convencido que siempre las cosas se pueden hacer un poco mejor. Pero usted tiene que poner en un plato el tiempo que pierde y mirar la cosa desde el ángulo de la gente a la que usted siente que tiene más que ayudar. La cuenta que yo saqué es que si nos enfrascamos en una polémica ahora, se viene el verano, el Parlamento va a laudar allá por la mitad del año. Nos perdemos más de medio año. Me parece que la solución de que inmediatamente la gente más pobre esté cobrando sin IVA, eso es importante”, dijo. “A tapa cerrada no, pero creo que puede salir rápido”, agregó.

El proyecto del IVA. Tras la reunión, Astori explicó que el proyecto de ley que ingresará al Parlamento es “bastante más completo de lo que se refiere exclusivamente al IVA” y recordó que “además de la rebaja de los dos puntos porcentuales, en ese proyecto está prevista la exoneración total del IVA para los sectores más pobres”.

“Quiero enfatizar mucho eso porque en el fin de semana escuché comentarios acerca de que habría que ser selectivos con la aplicación de esta medida. (Y) eso es exactamente lo que hace nuestro proyecto, ser selectivos”, insistió el vicepresidente. Además, se refirió a los otros tres “cambios importantes” en la política tributaria incluidos en el documento. “Por un lado se incrementa el mínimo no imponible (del Impuesto a la Renta de las Personas Físicas, IRPF), por otro lado se introduce una franja más de tributación para los sectores de más altos ingresos y, en tercer lugar, se introduce la posibilidad de deducir el gasto de vivienda como, por ejemplo, la cuota del Banco Hipotecario, o la cuota de cooperativa de vivienda”, añadió Astori.

Si bien el proyecto que se tratará en el Parlamento en los próximos días ya estaba aprobado por el Ministerio de Economía y Finanzas y listo para ser enviado, Mujica puso un manto de duda y expectativa al esbozar una nueva idea que implicaba no hacer una quita general de los dos puntos y aplicar una rebaja de 5% para el tercio más pobre de la población.

El diario El Observador informó acerca de la intención del presidente, lo que generó una nueva polémica en torno a qué línea de pensamiento se impone en el Frente Amplio en lo que refiere a la política económica. La línea astorista pretende cumplir con la promesa electoral de rebajar en forma universal los dos puntos del IVA, mientras que desde la izquierda más radical se evalúa la posibilidad de llegar con más beneficios a las franjas sociales más carenciadas.