El presidente de Uruguay, José Mujica, aseguró que la inversión privada ha permitido generar empleo y apaciguar el problema que aquejaba a la sociedad en 2005. “No matemos la gallina de los huevos de oro que es la inversión”, dijo en su audición de FM M24.

“Hasta 2005, el gran reclamo era el empleo y ya no es la preocupación central de nuestra población (…) Y esto fue porque, sencillamente, se multiplicó la inversión y creo que todos los economistas de cualquier tipo están de acuerdo en que la manera más eficaz de generar trabajo es aumentar la inversión”.

El mandatario recalcó que “no fue la maravilla de la inversión pública, porque no era posible” y que “fue consecuencia de un conjunto de medidas ligadas, obviamente, a la política económica”. Agregó que siempre es posible “mejorar” y “afinar” con políticas más selectivas.

“En cuanto a la inversión que atraemos, siempre va a ser posible intentar mejorar la distribución (…), pero lo que no debemos poner en juego es cuestionar los fundamentos económicos que han generado la multiplicación de la inversión y el aumento del trabajo en masa. Hay que mejorar a partir de y no tirando por la borda lo que hemos hecho”, dijo Mujica.

En ese sentido, y respondiendo a las críticas de las que ha sido objeto en los últimos días por parte de algunos sectores del Frente Amplio, el mandatario dijo que “a las oportunidades hay que ayudarlas, cada uno un poco generosamente”.

“Tengo que decir con nítida claridad, por diversas razones, incluso razones que pueden ser opinables, que no tenemos duda de que estamos ante una oportunidad histórica sin precedente, por lo menos en los últimos 50 o 60 años, y que esa oportunidad histórica hace posible pensar que, de mantener los ritmos actuales de inversión, de crecimiento, de desarrollo, con todas las dificultades y con todas la injusticias que, inequívocamente supone una economía de mercado, podemos estar al final de este gobierno en un per cápita cercano a los US$ 20 mil. Pero eso sí requiere no solo coyuntura internacional, sino, fundamentalmente, de que no matemos la gallina de los huevos de oro que es la inversión”, dijo el mandatario.

Recordó que “fue precisamente ese conjunto de políticas a lo largo de estos años” que permitió racionalizar “el brutal endeudamiento público de 2004 y 2005” y que hizo posible la “inversión social, en educación y en salud”.

“Recordemos los presupuestos, el Plan Ceibal, el Mides (Ministerio de Desarrollo Social). Recordemos que ahora esa misma economía nos va a permitir los recursos para enfrentar el problema de la vivienda que está rezagado y, obviamente, insistir y mejorar en la lucha por la gran redistribución que es la educación”, explicó.