Montevideo. El presidente de Uruguay, José Mujica, pronosticó un 2014 con un horizonte despejado para la economía local, al responder este viernes a lo que denominó como vaticinios catastróficos.

"Hay que recordar que estamos en tiempos electorales, y hay que quitar el IVA (Impuesto al Valor Agregado) a las afirmaciones. Para nada va a ser un año catastrófico como algunos señores tienden a vaticinar", dijo Mujica.

"Quizá con alguna dificultad, pero con un horizonte despejado en cuanto a la marcha de la economía", agregó en su participación radiofónica.

Para el mandatario, eso es relevante porque "importa para la vida de la gente" y "para la estabilidad social en un año en el que el país deberá discutir su rumbo futuro".

Los uruguayos irán a las urnas en octubre para elegir al sucesor de Mujica.

"La política podrá discutir cómo reparte los recursos pero lo más importante es que esto exista y que los recursos existan significan que el campo de trabajo y el mundo de la exportación funcionen", sostuvo.

"Nunca ninguna tarea está acabada y el país tiene por delante enormes desafíos que deberá ir enfrentando. Comenzó la noria de un nuevo año, todo indica que será positivo", finalizó.

El gobierno espera concluir 2013 con una expansión del Producto Interno Bruto (PIB) de 4%.

La economía creció en el tercer trimestre del año pasado un 3,3% y cayó 0,7% frente a abril-junio, de acuerdo con las últimas cifras oficiales disponibles.

El PIB aumentó 3,9% en 2012 y completó 10 alzas anuales consecutivas aunque se desaceleró en relación a las marcas de 5,7% en 2011 y 8,5% en 2010.