Debido a la coyuntura económica por la que atravieza el viejo continente, Joseph Stiglitz, premio nobel de Economía, señaló que sería necesaria reformar la unión monetaria europea. En este sentido puso como ejemplo el camino que realizó Argentina para salir de la crisis con devaluación y reestructuración de deuda.

“Argentina e Islandia demuestran que hay vida después de la muerte”, con esta frase Stiglitz se refirió a las lecciones de la crisis que Argentina vivió en 2001, el manejo de la misma por parte de Europa y aconsejó tomar algunas medidas si se quiere salvar el euro, pero no consideró errado salir de la moneda única.

Stiglitz criticó a quienes toman decisiones políticas en Europa. Remarcó que la que se vive desde 2008 es mucho más que una crisis financiera, “es el resultado de la incapacidad de la economía de hacer los ajustes necesarios frente a la nueva estructura productiva”, consigna el portal la voz.com.ar

“Las políticas económicas pueden exacerbar los problemas económicos. Las consecuencias de estos desastres se van a sentir en el resto del mundo, hasta en América latina”, subrayó.

Para salvar al euro recomendó revertir la austeridad para impulsar el crecimiento; crear un sistema financiero estable; un mercado laboral y de capitales más eficiente; y corregir la cuestión de la deuda. “El sistema capitalista debería tener un sistema de quiebra”, entre otras ideas.