Lima. La incertidumbre política se encuentra perjudicando el crecimiento económico del Perú, pues si este factor se despejase el país avanzaría hacia su Producto Bruto Interno (PBI) potencial (entre 4% y 5%), proyectó el banco de inversión JP Morgan.

“Estamos alineados a la proyección del consenso del mercado sobre Perú, cuya estimación es una expansión de 3,5% aproximadamente para el 2018 por los mejores precios de los commodities. Ello, asumiendo que el efecto político no incidirá demasiado en lo económico”, dijo el director ejecutivo y jefe de estrategias de inversión para Latinoamérica del JP Morgan, Franco Uccelli.

A este crecimiento del PBI peruano para este año se suma en buen desempeño previsto de la economía global para este año, principalmente por los avances de Estados Unidos, China, Japón, Brasil, entre otros, lo cual debe ser aprovechado por el Perú para avanzar en su crecimiento, señaló.

En Perú preocupa la incertidumbre política porque el desempeño de su actividad económica es bueno, pues cuando los inversionistas observan el ruido político sienten temor sobre Perú y las decisiones de inversión y de consumo de corto plazo, así como las contrataciones se han pospuesto hasta que se disipe este ruido.

“Así el financiamiento para inversiones se ha enfriado un poco porque las decisiones de inversión se han postergado parcialmente”, manifestó.

"El riesgo país del Perú está subiendo un poco por la incertidumbre política, pero el buen desempeño económico del país hace que no se eleve mucho porque Perú es observado como un país sólido y con buenas perspectivas", dijo Franco Uccelli.

A continuación, estimó que si se incrementase la incertidumbre política en el país o se mantuviese por más tiempo existe la expectativa de que los precios de bonos de Gobierno peruano bajen y sus rendimientos aumenten.

“Entonces la necesidad de financiamiento para gastos reales como el servicio de la deuda se mantendrá, pero se tornará más cara, y además el costo de financiamiento para las empresas privadas también, se elevará”, calculó.

Uccelli sostuvo que el riesgo país del Perú está subiendo un poco por la incertidumbre política, pero el buen desempeño económico del país hace que no se eleve mucho porque el Perú es observado como un país sólido y con buenas perspectivas.

De esta manera, una vez despejada la incertidumbre política que limita el avance económico del Perú, el país avanzará hacia su (PBI) potencial, reiteró en evento de la Asociación de Empresas Familiares del Peru (AEF Perú).

Política monetaria. En otro momento, Uccelli comentó que siempre existe espacio para subir o bajas la tasa de interés de política monetaria, dependiendo del rumbo de la economía peruana. “La tasa de política monetaria se acortará si se necesita impulsar la economía”, dijo.

Señaló que es posible que inversionistas extranjeros, incluidos los que apuestan por Perú, dirijan sus excedentes de liquidez hacia los Estados Unidos, considerando que la tasa de interés de política monetaria en los Estados Unidos ya empezó a elevarse, mientras que en Perú está descendiendo.

Es ese diferencial de tasas de interés que se está ampliando el que empuja a los inversionistas extranjeros a ir a los mercados que remuneran más, explicó el ejecutivo del JP Morgan.

Dólar y Sol. Además el dólar se encuentra en su nivel más bajo de los últimos 30 meses y la expectativa es a que se debilite aún más porque existe un entorno económico favorable a nivel mundial, estimó el ejecutivo del JP Morgan.

También consideró que el sol posiblemente se encuentra un poco sobrevaluado, razón por la cual el Banco Central de Reserva (BCR) intervino en el mercado cambiario en los últimos dos años para evitar que se fortalezca más respecto a la moneda estadounidense.

“En principio como país emergente, el Perú no puede darse el lujo de tener un sol demasiado fuerte, pues juega en contra de la economía. Pues lo que se quiere es una depreciación ordenada en el tiempo, que mantenga su competitividad a nivel internacional”, dijo.