Lima, Andina. El banco de inversión JP Morgan estimó este viernes que Perú será la economía con mayor crecimiento en América Latina el 2012, a pesar del impacto que pueda dejar la crisis que afecta a Estados Unidos y Europa.

El economista Jefe para América Latina de JP Morgan, Luis Oganes, sostuvo que debido al contexto de crisis internacional, se estima que la economía peruana crecerá 5,5% el próximo año.

“Esta cifra, en comparación a los demás países de América Latina, nos permiten afirmar que Perú todavía será la economía que más crecerá el próximo año”, subrayó.

La economía mundial se ha visto afectada por los problemas de deuda que enfrentan varios países europeos y Estados Unidos, así como por la rebaja de la calificación crediticia de este país por parte de Standard & Poor´s.

Ante dicha situación, el ministro de Economía y Finanzas, Luis Miguel Castilla indicó que el gobierno peruano monitoreará la crisis para adoptar todas las medidas necesarias.

Oganes explicó que los capitales están buscando nuevas alternativas ante la crisis internacional, debido a la inseguridad que representan las inversiones en Estados Unidos y Europa.

En ese sentido, refirió que en la actual coyuntura los mercados emergentes, como Perú, se presentan como un refugio para los capitales extranjeros.

“Este contexto hace que proyectemos que las economías emergentes van a crecer el triple que los países desarrollados, aunque a menores tasas de las pronosticadas a inicios de año”, dijo a TV Perú.

Luis Oganes también consideró que Perú tiene muy buenas posibilidades de sobrellevar bien nuevamente una segunda recesión global.

“En este momento las autoridades peruanas están preparando el presupuesto para el próximo año y el mercado va estar pendiente en ver que tan expansivo o conservador va ser ese presupuesto”, anotó.

Comentó que en el 2012 las condiciones externas van a ser muy complicadas, y en la medida que el gobierno preserve una economía que evite los déficit fiscales y genere un superávit, generará confianza.

Esto traerá como consecuencia que Perú pueda mantener su costo de financiamiento a niveles bajos y su acceso a mercado sin ningún tipo de problemas, puntualizó.