Londres. Los Juegos Olímpicos de Londres no reportarán un beneficio significativo a largo plazo a la golpeada economía británica, pero podrían ayudarla por un breve período, según una amplia mayoría de economistas consultados por Reuters.

A dos semanas de la ceremonia de apertura del evento, 23 de 27 economistas consultados esta semana piensan que los primeros Juegos de Gran Bretaña en 64 años no reportarán ganancias económicas duraderas.

El Gobierno británico ha tomado las Olimpíadas como una oportunidad histórica para destacar los negocios y el turismo local. El primer ministro, David Cameron, comentó la semana pasada que los Juegos podrían generar 13.000 millones de libras esterlinas (US$20.000 millones) en cuatro años, sobre un costo de alrededor de 9.000 millones de libras esterlinas.

Aún así, la mayoría de los economistas de bancos y entidades de investigación estimaron que esa es una estimación optimista, incluso si el certamen reactiva la moribunda economía británica en el tercer trimestre.

"La economía de Gran Bretaña es quizás la séptima mayor (del mundo) y cuando organizas unos Juegos Olímpicos en una economía como esa, es muy difícil identificar cuál es el impacto", afirmó Stephen Lewis, economista jefe de Monument Securities en Londres.

Lewis sostuvo que los Juegos podrían dar un impulso apreciable a economías más pequeñas, pero dado que Londres ya es uno de los principales destinos turísticos del mundo, los beneficios económicos duraderos no serán significativos.

"Donde ha habido impulsos a largo plazo para el turismo ha sido generalmente en ciudades que no habían desarrollado previamente un comercio turístico", agregó.

Estímulo a corto plazo. El breve influjo de visitantes, ingresos por venta de boletos y el enorme número de contratos olímpicos para negocios podrían ser suficientes para asegurar que Gran Bretaña anote un crecimiento económico este trimestre.

Diecinueve de 30 economistas creen que las Olimpíadas reportarán un significativo estímulo a corto plazo para la economía, que calcularon como 0,3 puntos porcentuales extra de Producto Interno Bruto (PIB) este trimestre.

Gran Bretaña cayó en su segunda recesión en cuatro años hacia fines del 2011 y comienzos del 2012.

Aún así, 26 de 28 economistas estimaron que los Juegos beneficiarán principalmente a Londres en vez de a toda Gran Bretaña, según un sondeo de la BBC divulgado el viernes, que mostró que 74% de los británicos cree que el resto del Reino Unido no se verá beneficiado.

Philip Rush, economista de Nomura en Londres, indicó que las Olimpíadas pueden generar cosas, como orgullo nacional, que podrían afectar a la economía de formas que no pueden ser vislumbradas fácilmente y que no pueden plasmarse de manera fácil en un balance.

"Dicha especulación está fuera del reino central de la economía", admitió.

"Dentro de nuestro campo, meramente reconocemos que probablemente hay un costo total económico neto negativo a partir de las Olimpíadas, aunque servirá para inflar la actividad en el tercer trimestre", precisó.

Al ser consultados sobre qué atleta creían que causaría el mayor impacto en los Juegos este año, los economistas apostaron por el velocista jamaiquino Usain Bolt, algo que no resultó demasiado sorprendente.