El presidente del Banco Central de Perú, Julio Velarde, dijo este miércoles que no espera un cambio brusco en la dirección de la política económica de mercado en el próximo gobierno, aunque afirmó que eso no garantiza que será "eficiente o efectivo".

Perú realizará en abril del 2016 elecciones presidenciales para suceder al mandatario Ollanta Humala, cuyo Gobierno de cinco años culmina el 28 de julio del próximo año.

"Nadie lo percibe como un cambio brusco en cuanto a la inversión en general, que es básica en la economía mercado", dijo Velarde a periodistas en una reunión de empresarios (CADE) en Paracas, al sur de Lima.

Keiko Fujimori, la hija mayor del ex presidente Alberto Fujimori, lidera las encuestas de intención de voto para las presidenciales con entre un 33,5% y un 34%, según los últimos sondeos de las tres principales encuestadoras del país.

Fujimori es seguida por el economista Pedro Pablo Kuczynski, que tiene entre un 14% y un 18% de las preferencias.

En el tercer lugar y el único que ha mostrado una tendencia al alza en el último mes figura el ex gobernador provincial y empresario César Acuña, con alrededor de un 10%.

En el cuarto lugar de las preferencias está el ex presidente Alan García, con entre un 7% y 9% y el quinto lugar el ex presidente Alejandro Toledo con un 5%.

"Todo parece asegurar que la orientación general se mantiene, eso no quiere decir que sea eficiente o efectivo", agregó.

Los cinco aspirantes a la presidencia son considerados cercanos a propuestas de libre mercado e inversión privada.

Las encuestas indican que la presidencia de Perú se definiría en un balotaje que se realizaría en junio porque ninguno de los candidatos superaría el 50% de los sufragios necesario para resultar electo en primera ronda.