Buenos Aires. El máximo tribunal de Suiza decidió que las reservas del Banco Central de Argentina depositadas en el Banco Internacional de Pagos no podrán ser embargadas como pretendían algunos fondos denominados "buitres", dijo una fuente de la entidad argentina.

Los fondos EM y NML habían logrado el año pasado un fallo en primera instancia a favor para embargar US$1.200 millones del Banco Central argentino, medida que ahora fue revocada, a pocas semanas de que el país sudamericano cerrara un segundo tramo de un canje de deuda impaga.

"Efectivamente, tenemos conocimiento de la medida, pero todavía no fuimos notificados", dijo a Reuters una fuente del Banco Central de Argentina en Buenos Aires.

El diario local Ambito Financiero dijo que en el Banco Internacional de Pagos (BIS) de Basilea explicaron que de esta forma "quedó clausurada la posibilidad de que esos fondos buitre insistan con su pretensión".

Agregó que el máximo tribunal suizo emitirá los fundamentos de su postura en las próximas semanas.

Argentina está en proceso de terminar el canje de bonos impagos equivalentes a casi 70% de los US$18.300 millones que se arrastraban desde la cesación de pagos del 2001/2002 y que no entraron en otra gran reestructuración realizada en 2005.

Ahora, el gobierno de la presidenta Cristina Fernández logró normalizar alrededor de 93% de los US$100.000 millones que se incumplieron hace ocho años en medio de la peor crisis política, económica y social de la era moderna de Argentina.

Los tenedores de bonos que no aceptaron la propuesta y que son llamados "fondos buitres" pretenden seguir reclamando en instancias internacionales y es por eso que buscan embargar fondos de instituciones oficiales argentinas depositados en el exterior.