Sao Paulo. La economía brasileña creció 0,27% en agosto frente a julio, cuando creció 1,52%, según un índice publicado este jueves por el Banco Central que se considera un informe previo del Producto Interior Bruto (PIB).

A pesar del crecimiento -el segundo consecutivo-, el llamado Índice de Actividad Económica (IBC-Br), que el Banco Central utiliza para intentar anticipar el comportamiento del PIB, se desaceleró en agosto respecto al mes precendete, cuando se registró la mayor alza mensual en los últimos seis años.

El IBC-Br registró un avance del 0,04% en los ocho primeros meses del año frente al mismo período de 2013 y 0,93% en los últimos doce meses.

El índice evalúa la evolución de la actividad económica a partir de indicadores mensuales de sectores como industria, comercio, servicios y agropecuaria

Según datos oficiales, en el segundo trimestre de este año la economía brasileña se contrajo 0,6%, con lo que acumuló dos trimestres consecutivos de crecimiento negativo y entró en lo que los expertos califican de "recesión técnica".

El gobierno, sin embargo, sostiene que habrá una ligera recuperación en el segundo semestre del año y que la economía cerrará con una débil expansión del 0,9%.