Ciudad de México. La actividad industrial sumó tres meses continuos de caídas en abril, con una contracción de 0.7 por ciento respecto marzo, el nivel más bajo desde noviembre de 2013, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

En la comparación contra el mismo mes del año pasado, también presentó una disminución de  0.9 por ciento. En ambos, el resultado se debió a retrocesos en tres de los cuatro subsectores que integran a la actividad industrial.

El analista de Barclays, Marco Oviedo, dijo que esta tendencia indica que al cierre del año, la actividad industrial concluya con un dato negativo o, en el mejor de los casos, con un crecimiento bajo.

“La sorpresa fueron las manufacturas, porque se esperaba un crecimiento, pero se cayó de forma importante en 0.7 por ciento. En mayo es muy probable que todavía las exportaciones sigan débiles y que esto mantenga al sector de la manufactura en terreno negativo. Vemos riesgos de que entre en recesión.”

En la comparación anual, el sector manufacturero también bajó 1.6 por ciento. Ante la posibilidad de una recuperación durante el segundo semestre, comentó que “es lo que esperamos, pero para ser sinceros, el panorama no se ve tan halagüeño ya que viene todavía mucha incertidumbre en el verano. En Estados Unidos también es muy probable que esta actividad siga con cierta atonía, y en China todavía no está claro si habrá una estabilización del crecimiento o una desaceleración”.

Además, el reporte del Inegi expone que la minería mantiene su tendencia en picada, en dos y 3.5 por ciento en las comparaciones mensual y anual, respectivamente.

Oviedo reconoció que no es una sorpresa, aunque dijo que “el petróleo ya se está estabilizando”.