Sao Paulo. La bolsa de Sao Paulo encadenó este lunes tres cierres en rojo consecutivos en un clima pesimista para los inversores, que llevó a su índice Ibovespa, principal referencia del corro, a los 47.701 puntos, con un descenso del 0,18%.

Los mercados financieros brasileños tuvieron un día de fuertes oscilaciones, con pronunciados altibajos en la bolsa y un acentuado descenso en la cotización del real frente al dólar.

La moneda brasileña resultó la más afectada con una pérdida del 1,20% de su valor, después de haber tenido un día de cautela el pasado viernes, en medio de los problemas que atraviesa Argentina por la brusca caída del peso en las últimas jornadas.

De este modo, el dólar cerró cambiado a 2,426 reales, una de las cotas más elevadas que ha registrado en los últimos tiempos, sólo equiparable a un pico que alcanzó el pasado agosto junto a los niveles registrados a finales de 2009.

La falta de confianza se plasmó este lunes en las numerosas órdenes de venta, tanto en el mercado cambiario como en el de acciones, donde en las últimas semanas descendió sensiblemente el volumen de negociaciones, fruto del menor interés de los inversores extranjeros.

Atestiguando estas dudas de los inversores, el Banco Central divulgó hoy su encuesta semanal, en la que recopila opiniones de analistas de los bancos privados del país, que arrojó datos pesimistas para la economía nacional.

Según esta encuesta, recogida en el boletín Focus, las proyecciones de crecimiento del producto interno bruto (PIB) de Brasil bajaron hasta el 1,91 % en 2014.

En la sesión bursátil el pesimismo se tradujo en una alta volatilidad en todo el parqué, incluidos los grandes valores, como la minera Vale y la petrolera Petrobras.

Vale, que encabezó la lista de empresas más negociadas, perdió un 0,31% en sus acciones preferenciales, mientras que Petrobras ganó un 0,07% en sus títulos preferenciales.

La mayor subida fue el salto del 4,03% de la inmobiliaria Brookfield y en rojo sobresalió la caída del 4,94% de la operadora de telefonía Oi.

El volumen de negocios total de la plaza ascendió a 5.629 millones de reales (unos US$2.320 millones) en 864.757 operaciones de compraventa.