Buenos Aires. La Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC) salió hoy a pedirle al gobierno nacional que implemente una revisión en los aumentos de las tarifas de servicios públicos y moderar los incrementos que puedan comprender a los sectores productivos, tras el fallo tomado ayer por la Corte Suprema que anuló las subas en el gas sólo para los usuarios residenciales.

La CAC, a diferencia de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa y de otras asociaciones pymes, evitó pronunciarse sobre la posibilidad de ir a la Justicia a pedir que el sector productivo también sea comprendido en el fallo que decretó la nulidad de la suba de tarifa de gas.

"Nuestra entidad entiende que el fallo de la Corte Suprema de Justicia –que obliga al Gobierno Nacional a efectuar audiencias públicas antes de proceder al aumento de las tarifas residenciales– es correcto y constituye una prueba de la independencia de poderes. En igual sentido, su inmediato acatamiento por parte del Poder Ejecutivo Nacional, que apenas horas después del pronunciamiento de la Corte anunció la convocatoria a audiencias públicas, es una muestra de salud de nuestras instituciones republicanas", señaló la CAC en un comunidado.

"Pero consideramos también que lo dispuesto judicialmente debe ser complementado con medidas dirigidas a paliar la situación de los usuarios no residenciales, no alcanzados por el fallo del máximo tribunal. Para este universo –que abarca a la totalidad del sector productivo– continúa rigiendo el cuadro tarifario fijado en 2016", agregó la entidad que conduce Jorge Di Fiori.

Con términos diplomáticos, la cámara dijo ser "consciente de que las tarifas vigentes en los últimos años no cubrían los costos de producción –e importación en el caso del gas– y han obligado al Estado Nacional a desembolsar cuantiosos subsidios" y que "esto ha creado situaciones de inequidad y ha lesionado la solvencia de las cuentas públicas, a la par que, en ciertos casos, ha alentado el derroche de recursos que son escasos".

"Es por ello que la CAC juzga necesaria una revisión integral del esquema tarifario. Pero a la vez está convencida de que la reversión de esta situación heredada debe efectuarse de manera gradual y ajustada a derecho, teniendo en consideración el contexto en el que se realiza", subrayó la entidad.

En ese marco pasaron revista al magro desempeño del nivel de actividad: "vale recordar que el sector productivo de nuestro país actualmente enfrenta una coyuntura signada por la retracción del consumo y fuertes presiones inflacionarias" y que "a lo anterior deben agregarse males de larga data –que el actual Gobierno está tratando de remediar–, como ser la competencia desleal constituida por aquellos que operan al margen de la ley, una colosal presión tributaria, regulaciones excesivas y serias falencias en materia de infraestructura, lo que hace que el denominado “costo argentino” se encuentre en los niveles en los que está, erosionando nuestra productividad y nuestra capacidad de competir en los mercados mundiales".

"Es por todo ello que consideramos necesario moderar los aumentos aplicados sobre los usuarios no residenciales, a fin de no deterior aún más la delicada situación en la que se encuentra el sector productivo de nuestro país", concluyó la CAC.