El número de ocupados en la franja salarial intermedia se desplomó 35%, mucho más de lo que ha descendido entre los sueldos más altos y los más bajos, según el informe que difundió la agencia de noticias Ansa.

En el mismo se señala que los sueldos más bajos sólo disminuyeron 10% entre 2008 y 2014, pese a que la crisis comenzó afectando a los trabajos temporarios y en mayor medida a los empleados registrados.

En este escenario se observa que la banda de salarios más bajos es donde más se está creando ahora empleo, que en el caso del año pasado representó 60% del total.

La tasa de desocupación en España continua siendo muy elevada, 23%, con 5,4 millones de personas sin trabajo, frente al 11% de 2008, cuando el número de desocupados ascendía a 2,5 millones.