Pasar al contenido principal
La crisis en EE.UU. afecta a tres rubros en Bolivia
Viernes, Agosto 12, 2011 - 05:57

Alvaro García, presidente en ejercicio del Estado considera que la crisis de la deuda que sufre Estados Unidos tendrá un efecto moderado en el país.

-¿Está Bolivia preparada para un eventual contagio de la crisis estadounidense? La economía mundial más importante, la norteamericana, (está) en crisis. En un sistema común eso va a generar efectos en todos los países. Unos tendrán efectos más devastadores, otros de mediana consideración y otros de moderado efecto.

Estamos trabajando para ser uno de los países en que esa crisis financiera norteamericana y en parte europea tenga un efecto moderado. Ya tuvimos una experiencia el 2008, debido a otro tipo de efectos económicos, pero que también generaron una crisis económica: incremento de materias primas, luego caída con una recesión, y supimos soportar debido a ciertas características de la economía boliviana contemporánea.

Primero, no es una economía vinculada a los mercados financieros de manera directa y plena; eso en estas circunstancias es una virtud. En segundo lugar, es una economía que no depende exclusivamente de los mercados externos; dependemos de lo nuestro, de tal manera que nuestro crecimiento en el 2008 —cuando otros países de América Latina cayeron también en crisis y decrecieron — fue favorable. Tuvo la tasa de crecimiento más importante del continente, porque buena parte de su economía y de su dinámica se sostenía en el mercado interno, y eso fue una virtud. No es que estábamos aislados; al contrario, hemos triplicado las exportaciones, pero también hemos potenciado el mercado interno, de tal manera que cuando hubo una caída de las materias primas, el mercado interno sostuvo la economía.

Otra de las virtudes... En términos porcentuales en el mundo y en América Latina nuestras reservas internacionales son una de las más elevadas en función de nuestro PIB (Producto Interno Bruto) per cápita, eso hace que por cada individuo que existe en el país hay una reservita que en términos porcentuales a nuestro PIB es un apoyo sustancial. También ayuda que nuestra deuda en relación al PIB tenga tasas moderadas bajas.

Son elementos de política economía de los últimos años que nos colocan en buenas condiciones, aunque no suficiente. 

El presidente Evo Morales (dio) otros cinco ejes, lo que estaba leyendo en La Razón: Diversificar materias primas, potenciar el mercado interno, acelerar la industrialización, mantener y ampliar la redistribución de la riqueza y el gasto público. Otras sociedades contraen el gasto público y contraen derechos sociales; nosotros no. Vamos a mantener el gasto público y vamos a sostener la distribución de la riqueza para seguir como derecho, sino también como mecanismos para dinamizar el mercado interno. Son medidas que, a la base estructural que tenemos más esto, creemos, apostamos, que nos coloca en mejores condiciones que otros países para soportar los embates de la crisis financiera norteamericana y que los efectos en el país sean moderados.

Ahora, uno no es mago tampoco, pero cuando uno oye, revisa, cuando, oye otras interpretaciones, consulta internamente externamente, llega al convencimiento que son medidas saludables que se están tomando y tenemos un pequeño colchón de protección igualmente razonable para que seamos un país de efecto moderado de la crisis financiera.

-Si eventualmente llegara la crisis al país, ¿cuál sería el factor económico que sufriría más, reservas o remesas? Exportaciones. Habíamos calculado que este año podríamos estar recibiendo de exportaciones de US$7.000 millones a US$8.000 millones. Imagínense, porque entramos al país recibiendo US$2.400 millones. Eso es lo que podría tener una caída, las exportaciones; eso repercute en el conjunto de la actividad económica.

¿Bajará a cuánto? No sabemos. También va a haber algún efecto seguramente en las remesas. El 2008 hubo una caída de $us 1.000 millones a US$800 millones de remesas que venían del exterior; ahora podría darse algo así. Eso también puede tener efecto moderado en nuestra economía.

Esos van a ser los efectos más rápidos que podemos ver: en exportaciones, remesas que vienen del exterior del país, y en ingresos del Estado, como el gas.

Autores

LaRazón.com