Culiacán, Sinaloa; Cancún, Quintana Roo; el valle de México, la zona metropolitana Zamora-Jacona, Michoacán, y Veracruz, son las ciudades que gozan de las economías más estables en el país.

De acuerdo con el Índice de Ciudades Competitivas y Sustentables 2014, que elaboró Banamex, el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras) e Infonavit, este grupo lidera una muestra de 78 urbes en 379 municipios, que representan 64% de la población nacional y 83% del Producto Interno Bruto (PIB) de México.

El índice evalúa 14 subíndices. Uno de ellos es, precisamente, el de economía estable, el cual analiza las principales características de la actividad económica y la situación del crédito para empresas y familias.

Los más competitivos. El ranking general lo lidera Monterrey. Actualmente, detalla el documento, es la tercera ciudad más grande del país en población, pero la segunda más importante en cuanto al valor de la producción económica, además del principal centro manufacturero y financiero del norte del país.

“La ciudad combina un buen clima de negocios con una fuerza laboral educada, talentosa e innovadora; por lo mismo, concentra grandes empresas y universidades de calidad”, destaca y agrega que la inseguridad es el mayor reto de la ciudad.

A Monterrey le siguen la zona conurbada Puebla-Tlaxcala, valle de México, Guadalajara, Los Cabos, la región San Luis Potosí-Soledad de Graciano, Cancún, Ciudad del Carmen, Juárez y Aguascalientes.

“Las ciudades se han convertido en el hábitat primordial humano; se estima que para el 2050 más de 70% de la población vivirá en esos espacios”, refiere.

Categorías. Además de estabilidad económica, hay 13 rubros más que evalúa el índice: Aprovechamiento de relaciones internacionales (Los cabos lideró el rubro); Mercado laboral (Saltillo); Sectores precursores -financiero, telecomunicaciones y de transporte- (Cancún); Innovación en los sectores económicos (valle de México); Sistema de derecho confiable y objetivo (Guanajuato); Sociedad incluyente, preparada y sana (valle de México); Sistema político estable y funcional (Pachuca); Gobiernos eficientes y eficaces (Aguascalientes); Uso de agua (Chilpancingo); Calidad de aire (Salamanca); Disponibilidad de áreas verdes (Tlaxcala-Apizaco); Manejo de residuos sólidos urbanos (Aguascalientes), y Uso de energía (Tehuacán).

El Índice de Ciudades Competitivas y Sustentables considera que una urbe debe cumplir con varios requisitos, entre ellos, finanzas públicas sanas; el impulso al diseño de políticas públicas y regulaciones que prioricen la sustentabilidad y la vivienda y el fortalecimiento a las capacidades; proyectos e innovaciones que fomenten un desarrollo económico respetuoso del medio ambiente.

“La sustentabilidad no es un atributo adicional, ni tangente, sino central e indispensable para el futuro de la vivienda”, dijo Alejandro Murat Hinojosa, director del Infonavit.