El debut de la red social Facebook en la bolsa de Nueva York no fue indiferente a ningún mercado financiero del mundo, y Uruguay no fue la excepción. La expectativa generada por la mayor Oferta Pública Inicial (OPI) de una empresa de internet sacudió el mercado local, con innumerables consultas recibidas por los corredores locales y pedidos de compra que, en una cifra importante, no pudieron ser ejecutadas por la saturación que sufrió la plataforma del mercado Nasdaq, la puerta de acceso de Facebook al circuito bursátil.

La compañía registró 421,2 millones de acciones para colocar en bolsa pero según fuentes financieras se negociaron en la primera jornada unos 349 millones, algo más de 80% del total. Las restantes permanecen todavía en manos de los 33 bancos de inversión que la compañía contrató para realizar la oferta pública.

Facebook ingresó al mercado con un valor de US$ 38 y registró un leve ascenso de 0,6% su primer día de cotizaciones, aunque por momentos llegó a ganar 13%. La firma que dirigeMark Zuckerberg terminó el día en US$ 38,23 por acción, en lo que fue la mayor recaudación para una firma tecnológica en la historia de Wall Street.

A nivel local, el debut de Facebook generó un interés “extraordinario” en relación a otras ofertas iniciales recientes. Y no es para menos, teniendo en cuenta que se trata de una compañía que dio forma al concepto de red social, con más de 901 millones de usuarios en su haber.

“En general despertó mucho interés en nuestros clientes, que también nos dieron órdenes de entrar en el mercado primario”, dijo a El Observador el operador de Gastón Bengochea Sociedad de Bolsa, Diego Rodríguez.

El corredor sostuvo que llegaron a concretar operaciones en la emisión inicial con una expectativa superior de asignación a la esperada, que rondó “el 30%”. Eso significa que del total de órdenes de compra recabadas, pudieron ejecutar efectivamente cerca de la tercera parte.

 “La demanda que tuvimos fue creciendo a medida que fue pasando la semana, pero varios meses antes la gente ya estaba interesada”, agregó Rodríguez. Tal es así, que el libro de órdenes para la participación en la OPI de Facebook fue abierto “hace dos meses”, ejemplificó.Además de los compradores iniciales –que lograron asegurarse sus acciones a los US$ 38 de salida–, Rodríguez sostuvo que varios clientes también participaron en el mercado secundario, con un precio de compra medio de US$ 40,5.

Por su parte, Martín Perera, de Durán y Perera Sociedad de Bolsa dijo a El Observador que “hubo mucho interés en la previa”, para participar en la oferta inicial.

De todas formas, el colapso que enfrentó Nasdaq –que llevó a que la acción comenzara a cotizar media hora después de lo previsto– impidió ingresar en la colocación primaria.Ya en el mercado secundario “hubo muchos que tenían intenciones de comprar por debajo del precio” de salida de US$ 38, pero la acción no traspasó esa barrera durante toda la jornada. No obstante, varios “clientes grandes” llegaron a ejecutar órdenes de compra y “asumieron el riesgo” de ingresar al mercado secundario “sin tener demasiada idea de lo que vale la empresa”, relató Perera.

En tanto, Gustavo Aldasoro de Rospide Sociedad de Bolsa indicó que recibieron “demanda de varios clientes” que invierten generalmente en acciones tecnológicas. Ese corredor operó unas 4.500 acciones de Facebook a lo largo de la jornada, una cantidad no muy elevada para tratarse de un primer día, agregó.

Los pedidos de compra se concentraron en “pocos clientes”, que centraron sus consultas previas en disipar las dudas sobre lo que podría esperarse de la evolución de los próximos días. “Desde mi punto de vista pienso que a medida que se vaya largando el remanente de acciones en poder de los bancos, va a seguir fluctuando (su cotización) por lo menos lunes y martes”, opinó Aldasoro.

Según su parecer, será una acción “en principio bastante especulativa” hasta que quede marcado un precio “promedio” en el mercado.La gran mayoría de los compradores uruguayos mantuvo la acción desde que la adquirió y no tomó ganancias en el día. “La mayoría lo va a mantener durante la próxima semana y verá como evoluciona”, dijo Aldasoro de Rospide.En el caso de los clientes de Bengochea, la mitad de los compradores de la emisión primaria conservó la acción y la otra la vendió cerca “de 15%” encima del valor de salida.

Algunas dudas. La participación de los agentes uruguayos no estuvo exenta de dudas. “Al principio había expectativa de que fuera como LinkedIn, que subió mucho” luego de su salida y después se situó por debajo del valor inicial, explicó Aldasoro. 

El corredor Eduardo Comas sostuvo que por cuestiones generacionales el ahorrista uruguayo “no busca acciones de Facebook” como opción de inversión, aunque reconoció que la firma causó “revuelo” en el mercado. “Un cliente mío compró US$ 10 mil y sí, en mi escritorio hubo interés”, destacó.

También se manejaron recomendaciones en contra, de parte de estudios con operativa local. 

Fue el caso de Puente, que asesoró a sus clientes de “no invertir en este tipo de acciones”. “Creemos que dado el contexto económico actual, es una inversión de alto riesgo, puramente especulativa, y su precio estaría sobrevaluado”, dijo a El Observador Inés Tarigo.