Caracas. La inflación de 2014 en Venezuela cerró en 68,5% informó hoy el Banco Central de Venezuela (BCV), organismo que también dio a conocer el índice de diciembre del año pasado y que quedó en 5,3 %, cerca de las cifras mensuales más altas de 5,7 % que se registraron en abril y mayo.

Con más de un mes de retraso se pudo conocer la número de diciembre que permite calcular el índice nacional de precios al consumidor (INPC) anual en 68,5% y que supera al 56% en el que esta cifra cerró en 2013.

En los últimos meses a la inflación se ha sumado la escasez y el desabastecimiento de productos que vive un país altamente dependiente de las importaciones y cuya entrada de dólares se ha visto reducida por la fuerte caída de los precios petroleros.

Venezuela, quinto exportador mundial de crudo, recibe más del 90% de sus divisas por la venta del conocido como "oro negro".

Además el BCV informó a finales de año de que en los primeros tres trimestres de 2014 la economía registró caídas de 4,8 % el primero, 4,9 % el segundo y en el tercero 2,3 %.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció hace unas semanas una serie de modificaciones en el rígido sistema cambiario que existe en Venezuela desde el 2003 en un intento de reimpulsar la economía.

Así esta semana se informó sobre la puesta en marcha del Sistema Marginal de Divisas (Simadi), una nueva modalidad abierta de compraventa de dólares que trabajará junto el remodelado Sistema Complementario de Administración de Divisas, que comenzará con una tasa de 12 bolívares por dólar, y preferencial de 6,3.

Al Simadi podrán acceder personas naturales y jurídicas, públicas y privadas, para realizar transacciones en divisas en efectivo o a través de bonos de deuda y transferencias bancarias.

En su segundo día de funcionamiento, este mecanismo cerró en 174,47 bolívares por dólar, cifra es 27 veces superior al cambio fijo más bajo de 6,3 dólares por cada verde estadounidense.