Pekín. China enfrenta presiones inflacionarias y controlarlas es la mayor prioridad política del gobierno, dijo este sábado el viceprimer ministro, Li Keqiang.

Li realizó los comentarios un día después de que el primer ministro, Wen Jiabao, dijo que espera que las presiones sobre los precios bajen de manera constante mientras el país mantiene su acelerado crecimiento económico.

Hablando en un conferencia, Li dijo que aunque la segunda mayor economía mundial estaba manteniendo una rápida tasa de expansión también estaba soportando presiones inflacionarias.

"China tiene que mantener la estabilidad de los precios como máxima prioridad", dijo, y agregó que controlar la "demanda poco razonable" de recursos naturales es otra tarea relevante.

Por separado, Fan Jianping, un investigador del Gobierno, dijo que espera que la inflación se desacelere en la segunda mitad del año, tras tocar un máximo en junio, informó la agencia oficial de noticias Xinhua.

El aumento de los precios de alimentos, un factor clave de la inflación, es probable que se desacelere a partir de octubre, porque un aumento de la producción estabilizará los precios del cerdo, según Fan, economista jefe del Centro Estatal de Información.

Una enorme recolección de granos también ayudará a frenar las presiones de los precios, agregó.

La inflación de China subió a un máximo de 34 meses de 5,5% en el año hasta mayo, y se prevé que acelere al 6% en junio o julio, lo que estaría muy por encima de la meta de inflación de China para 2011 del 4%.

En un artículo de opinión publicado en la edición del viernes del periódico Financial Times, Wen escribió que estaba "confiado en que las subidas de precio estarán bajo control este año" y que China es "totalmente capaz de sostener un crecimiento económico constante".