Nadie puede estar contento sobre cómo está el país en estos momentos, todos queremos mucho más trabajo, mucho más seguridad, todos queremos vivir en paz, dijo Emilio Gamboa, líder priísta en el Senado, quien junto con el coordinador parlamentario del PAN, Jorge Luis Preciado, y líderes de organizaciones civiles, aseguró que la inseguridad en México es un freno para la competitividad que requiere la integración comercial de América del Norte.

Al participar en el foro “El Tlcan: vislumbres y líneas de futuro a 20 años de su vigencia”, organizado por el Senado, ambos dirigentes plantearon que la inseguridad y el crimen han prevalecido en las dos décadas de vida del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Tlcan), y en las recientes reformas en materia de telecomunicaciones, energética y de competencia.

“Necesitamos darle la seguridad jurídica a quienes van a invertir y a quienes ya viven en nuestro país y que arriesgan su capital todos los días para que este país pueda crecer y generar empleos; es una tarea pendiente, no del Ejecutivo federal, sino de todos”, afirmó Gamboa.

Jorge Luis Preciado, coordinador del PAN, acotó que desde un principio se dijo que el Tlcan funcionaría si México establecía las reformas suficientes, y puso como un caso de la deficiencia estructural en seguridad a los 43 estudiantes desparecidos y presuntamente varios o todos asesinados en Guerrero.

Seguridad, índice de bienestar. Raúl Gutiérrez Muguerza, presidente del Instituto para el Desarrollo Industrial y Crecimiento Económico (IDIC), destacó que el líder chino Deng Xiaoping recomendaba evaluar una política a partir de tres vertientes: si es favorable para el crecimiento productivo, si lo es para el fortalecimiento del Estado y si aumenta o no los estándares de vida de la población, lo cual va ligado con la seguridad que se garantiza o no a la población.

Según la autoridad, una familia ecuatoriana que decida ir a Tumbes podría cubrir todos sus gastos con menos de cien dólares, tomando en cuenta que el desplazamiento se lo puede realizar en coche propio o en autobuses de interconexión fronteriza.

Gutiérrez planteó que se debe hacer una evaluación del Tlcan con el análisis de esos tres aspectos, para tener elementos que permitan al Senado de la República aprobar o rechazar el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, por su sigla en inglés), un pacto comercial que se negocia entre 12 países, incluidos Estados Unidos, Japón y México.

Respecto del Tlcan, Gutiérrez destacó que México exporta US$400.000 millones al año, pero cuando se analiza a detalle se da cuenta que el contenido nacional no rebasa 30%, pues 100 compañías extranjeras exportan 51% de las manufacturas.

Julio Millán Bojalil, presidente de Coraza Corporación Azteca, afirmó en el Senado que para los empresarios la impunidad en México es un obstáculo para el desarrollo, por lo que hace falta constituir un verdadero Estado de Derecho.

Arturo Oropeza García, coordinador académico del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, comentó que el país ha pasado por dos temas económicos de relevancia: el TLCAN y la explotación del petróleo y en las próximas décadas el mundo tendrá una lucha por el desarrollo, por los empleos y el crecimiento económico.