Excelsior.com.mx. Pese a la inseguridad, la inversión japonesa en México va en aumento, a tal grado que incluso familias japonesas se han desplazado al país.

En entrevista con Excélsior, el embajador de México en Japón, Claude Heller Roussant, señaló que en estados como Aguascalientes y Guanajuato, de hecho, se les está ayudando a los japoneses que se han tenido que mudar, en aspectos básicos como el que aprendan el idioma español.

Algunos de ellos, reconoció el embajador, están hoy obligados a establecer sus propios contactos con las autoridades locales para tener el mejor entorno posible para su seguridad, pues es un tema que sí les preocupa.

Esto, sin embargo, no ha sido impedimento, de acuerdo con el embajador Heller, para que México siga siendo un atractivo para el capital japonés.

Se estima que hoy hay cerca de 480 empresas japonesas que operan en México y que entre 2012 y 2015 se instalarán 200 más, la mayoría de la industria automotriz pero también del sector electrónico, las energías no renovables y la industria aeroespacial.

“A pesar de la inseguridad, ha crecido la inversión, ha crecido el turismo, sí es un tema que sale y yo nunca les escondo la realidad (a los inversionistas japoneses), les digo claramente cómo veo las cosas y se les explican las medidas que el gobierno federal o los gobiernos afectados, sobre todo, en el norte del país han tomado porque están obviamente también muy preocupados por ese tema, pero esto no ha sido un impedimento para que siga esta inversión creciente”, aseguró Heller Roussant.

México pone la mesa para capital nipón. Tan sólo el año pasado la automotriz Mazda anunció la construcción de una nueva planta en Salamanca, Guanajuato, en la que invertirá US$500 millones.

También en Guanajuato, pero en Celaya, Honda dio a conocer que edificará una nueva planta en la que invertirá US$800 millones.

Y apenas a inicios de este año la armadora japonesa Nissan comunicó la inversión de US$2.000 millones  para crear una planta en Aguascalientes.

“Muchas familias japonesas por estas razones de inversión se están desplazando a México, incluso se les está ayudando en los estados, en Aguascalientes, en Guanajuato, a instalarse, a procurar incluso pues instalación de escuelas japonesas y que aprendan el idioma español”, indicó Heller

El diplomático consideró que si bien ya existían compañías japonesas desde hace varias décadas en México, como Nissan que se instala en nuestro país en los años '70, el Acuerdo de Asociación Económica entre Japón y México que se firmó en la década pasada, detonó la inversión.

“Con este acuerdo que es de libre comercio la inversión se dispara, Japón se convierte en uno de nuestros principales inversionistas, es de hecho, la inversión asiática más importante en nuestro país.

“El hecho es que México es actualmente el cuarto exportador mundial de automóviles y ha desplazado a Canadá que tenía ese lugar”, ejemplificó Heller.

Anuncia intercambio tecnológico. El diplomático comentó que aunado a ello, en los últimos años se han recibido en este país varias misiones económicas de gobernadores mexicanos interesados en llevar a México la inversión japonesa.

“Esto implica también una mayor cooperación técnica, trasferencia de tecnología que es un tema que nos interesa mucho impulsar y que creo que es muy relevante el que fortalezcamos, teniendo en cuenta que Japón sigue siendo una de las grandes economías y polos de desarrollo tecnológico”, destacó el representante mexicano en la nación asiática.

Se dijo convencido de que el cambio de gobierno en México no afectará las relaciones binacionales, pues delegaciones parlamentarias del Partido Revolucionario Institucional, de Acción Nacional y del de la Revolución Democrática han viajado al país nipón y reconocen la importancia de esta relación.