París. El crecimiento económico global alcanzaría el 3,8% este año y se aceleraría una décima más el próximo, dijo este miércoles la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en la presentación de sus previsiones económicas bianuales.

La previsión de crecimiento mundial para este año es una décima menor que la publicada en marzo por el organismo internacional con sede en París.

Sin embargo, las perspectivas de una nueva guerra comercial amenazan las proyecciones, que por otra parte están encaminadas a un mínimo de 40 años en desempleo.

"Crecimos un 4% antes de la crisis. Por lo tanto, hemos tardado diez años en volver al nivel de crecimiento que teníamos antes. Así de grave, de profunda, de amplia y de destructiva fue la crisis", señaló el secretario general de la OCDE, Angel Gurría.

Gurría asegura que no aún no se han aprendido todas las lecciones de la crisis, ante lo cual  llama a mantenerse en guardia para no repetir los mismos errores.

"Hay obviamente un sistema mucho mejor capitalizado, mejor regulado, mejor supervisado, yo diría que generalmente es más sólido. Pero ahora vemos esfuerzos para desregular otra vez", añadió.

Tras el repunte del comercio global hasta casi un 4 por ciento, la OCDE recomienda en su informe incrementar significativamente las partidas presupuestarias relacionadas con educación, formación e infraestructura digital.