París. La economía mundial está encaminada este año a anotar su tasa de crecimiento más alta en seis años debido a que un repunte del comercio está ayudando a compensar las perspectivas más débiles en Estados Unidos, pronosticó este miércoles la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

La economía global crecería un 3,5% este año para luego acelerarse a un 3,6% en 2018, sostuvo la OCDE, con sede en París, en la más reciente revisión de su panorama económico.

La estimación para 2017 fue sólo ligeramente superior a la última publicada en marzo de un crecimiento del 3,3% y sería el mejor desempeño desde 2011.

La previsión de la OCDE augura un crecimiento del 2,1% de Estados Unidos este año y del 2,4% el próximo, desde un 2,4% y un 2,8% en marzo, respectivamente.

Pero a pesar de las brillantes perspectivas, el crecimiento no alcanzará las tasas vistas antes de la crisis financiera de 2008-2009, dijo el secretario general de la OCDE, Ángel Gurría.

"Todo es relativo. Lo que no me gustaría es que celebremos el hecho de que estamos pasando de muy mal a mediocre", comentó Gurría a Reuters en una entrevista.

"No quiere decir que tengamos que acostumbrarnos a eso o vivir con eso. Tenemos que continuar esforzándonos para hacerlo mejor", agregó.

La previsión de la OCDE augura un crecimiento del 2,1% de Estados Unidos este año y del 2,4% el próximo, desde un 2,4% y un 2,8% en marzo, respectivamente.

La economía de la zona euro crecería un 1,8% este año y el próximo, impulsada por un desempeño alemán más firme, desde la previsión anterior de un 1,6% para ambos años.