Washington. La producción económica global sería un 3% inferior en 2024 que lo proyectado antes de la pandemia de COVID-19, pero su impacto en el mediano plazo no será tan grave como el de la crisis financiera global de 2008-09, dijo este miércoles el Fondo Monetario Internacional.

El FMI sostuvo que las perspectivas de que queden "cicatrices" por la actual crisis siguen siendo sustanciales, aun si la tensión sobre el sistema financiero y el daño económico asociado de largo plazo se han logrado evitar en gran parte gracias a las medidas sin precedentes tomadas.

La senda a la recuperación se mantendría complicada, especialmente para países con recursos fiscales limitados, advirtió el FMI en una publicación de blog en base a su actualizado Panorama Económico Global.

"A diferencia de lo que pasó en la crisis financiera global, las economías de mercados emergentes y en desarrollo tendrían cicatrices más profundas que las economías avanzadas, con pérdidas que se teme serán peores en países de ingresos bajos", indicó.

Se proyecta que las economías más dependientes del turismo o que tienen una mayor participación de sectores de alto contacto, como restaurantes y comercio minorista, tendrán pérdidas más persistentes, dijo el FMI.

Esto fue cierto para el Caribe o las Islas del Pacífico, donde se calcular que el Producto Interno Bruto será un 10% más bajo en 2024 que las proyecciones prepandémicas, indicó.

El golpe del COVID-19 también podría tener un mayor impacto en el mercado laboral a mediano y largo plazo, ya que algunos de esos sectores de alto contacto pueden contraerse permanentemente, agregó el Fondo.

Dijo que la productividad también podría verse afectada negativamente por una disminución de la competencia si las empresas dominantes aumentan más su poder de mercado.

El FMI publicará las Perspectivas de la economía mundial completas y las proyecciones de crecimiento actualizadas el 6 de abril.