La Paz, Xinhua. El gobierno de Evo Morales ofreció a los emigrantes bolivianos que residen en Brasil empleos con mejores condiciones laborales para que retornen a su país, dijo el embajador en Brasilia, Jerjes Justiniano, quien calculó que unos 100.000 de sus compatriotas son explotados por sus patrones en la nación vecina.

El diplomático boliviano agregó que incluso existe la posibilidad de que el gobierno brasileño compre los productos que elaboren los bolivianos, cuando estos trabajen otra vez en su patria, principalmente en el sector de textiles.

"Nos hemos reunido con la comisión brasileña en el consulado de Sao Paulo, y en esa oportunidad se hizo ese planteamiento, además de la propuesta de industrializar la frontera, hay grandes avances en el campo laboral", afirmó el diplomático boliviano.

Sostuvo que esos proyectos se trabajarán entre ambos países para posibilitar la repatriación de los migrantes bolivianos que son explotados laboralmente en Brasil.

Justiniano calculó que unos 100.000 bolivianos trabajan en condiciones de explotación en el país vecino, por carecer de documentos legales de estancia y de trabajo.

"Está llegando una comisión oficial de la Cámara de Diputados del Brasil, que se llama Para el Trabajo Esclavizado, para conversar con las autoridades bolivianas, para coordinar (acciones contra este problema), porque les preocupa el problema y naturalmente nos preocupa más a los bolivianos", dijo el diplomático.

"No sabemos cuánta gente está en esa situación, es un dato que no lo puedo afirmar, pero creemos que hay más de 100.000 bolivianos", afirmó el diplomático.

De acuerdo con los datos brindados por la embajada de Brasil en La Paz, la población de bolivianos en su país superaría las 400.000 personas, de los cuales al menos 100.000 están sin documentos de estancia y trabajo legales.