La tasa de empleo volvió a subir en el conjunto de la OCDE, por cuarto trimestre consecutivo, entre enero y marzo, en concreto dos décimas hasta el 65,6 % de la población de entre 15 y 64 años, todavía un punto porcentual por debajo del que había a mediados de 2008, antes de que estallara la crisis.

Según los datos divulgados este miércoles, 536,2 millones de personas tenían trabajo en los 34 países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) en el primer trimestre de este ejercicio, 1,7 millones más que en los tres últimos meses de 2013.

En la zona euro, donde la tasa de empleo se había estancado al finalizar el pasado año, 2014 empezó con un progreso de dos décimas hasta el 63,8 %.

Un nivel, en cualquier caso, inferior al que se daba en algunos de los otros grandes socios que también forman parte de la organización, como Estados Unidos (67,8 % tras subir cuatro décimas en el primer trimestre), Reino Unido (71,6 % con un alza de cuatro décimas) o Japón (72,4 % con un ascenso de dos décimas).

Entre los países con las menores tasas de empleo había tres integrantes de la zona euro: Grecia con 49 % (una décima menos que en el cuarto trimestre de 2013), España con 55,3 % (tres décimas más) e Italia con 55,5 % (estable).

El único Estado en el que no se superó el listón del 50 % fue Turquía (50 %, siete décimas más que al finalizar 2013), debido a una participación muy minoritaria de las mujeres en el mercado laboral (un 29,6 % frente a la media del 57,8 % en la OCDE).