París. La ministra de Finanzas de Francia y candidata al FMI, Christine Lagarde, dijo este sábado que lidiar con los problemas de deuda soberana sería una prioridad del Fondo Monetario Internacional si es electa para dirigir a la institución prestamista.

Lagarde, que compite contra el gobernador del Banco Central de México, Agustín Carstens, estaba en Arabia Saudita como parte de una gira mundial en la que debe solicitar apoyo entre las economías de mercados emergentes para su candidatura al FMI.

El viernes, el sudafricano Trevor Manuel se retiró de la competencia por la dirección del FMI, lo que ratifica la ventaja de Lagarde, aunque la ministra sigue bajo amenaza por una investigación judicial en su país.

"Hay temas específicos que tratar y claramente parte de los temas de crisis de deuda soberana son una de las prioridades en este momento", dijo Lagarde a Reuters en el marco de una reunión con el ministro de Finanzas saudí, Ibrahim Alassaf, en Yida.

"Ciertamente atenderé a uno de los propósitos del Fondo, que es restablecer la estabilidad", sostuvo.

Lagarde tiene el respaldo de la Unión Europea y de unos cuantos países pequeños, desde Georgia a Mauritania. París espera que Washington y Pekín también le den su apoyo.

Brasil, la mayor economía de América Latina, se inclina hacia Lagarde, pero aún no se ha decidido, según dijeron funcionarios el viernes.

Lagarde dijo que el FMI debería apoyar también a países afectados por el movimiento de protestas pro democracia que se desarrolla entre el norte de Africa y Oriente Medio.

"Si fuera elegida, quiero participar lo más cercanamente posible, llevando el conocimiento especial del Fondo con el fin de ayudar a aquellos países, junto con el apoyo bilateral que es entregado por países específicos como Arabia Saudita", expresó.

Riad ha prometido US$4.000 millones en ayuda a Egipto y además fue fundamental en la entrega de US$20.000 millones a Bahréin y a Oman para proyectos de generación de empleos.

Un obstáculo sustancial para Lagarde es la investigación sobre su rol en un pago de arbitraje el 2008 a un empresario francés.

El viernes, una alta corte francesa pospuso al 8 de julio su decisión sobre si abrir una investigación formal sobre acusaciones de diputados de izquierda de que Lagarde abusó de su autoridad para aprobar un pago por 285 millones de euros a un empresario francés amigo del presidente Nicolas Sarkozy.