Excelsior.com.mx Luego de reunirse con el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, manifestó su beneplácito por la solidez que muestra la economía mexicana a partir de la aprobación de las reformas estructurales.

Durante el encuentro en Palacio Nacional, la funcionaria del FMI conoció en voz del mandatario federal los beneficios que traerán al país cada una de las reformas que se aprobaron el año pasado y cuyas leyes secundarias se debaten en este momento en el legislativo, como es el caso de la Telecomunicaciones, la Político-Electoral y la Energética, entre otras.

Los cambios tienen como objetivo “democratizar la productividad para lograr un mayor crecimiento y un desarrollo más incluyente” le habría expuesto el presidente Peña a la titular del FMI.

A su salida, Lagarde expresó estar encantada por su visita a México, un país en el cual ha estado en muchas ocasiones. “Pero estoy muy impresionada por el curso de las reformas, de la economía mexicana y con la determinación del equipo.

Fui muy privilegiada de reunirme esta mañana con el Presidente y ahora me reuniré con el gobernador del banco central. Todo esto reafirma la solidez y estabilidad de la economía mexicana”, sostuvo.

En la reunión entre Peña Nieto y Lagarde estuvo presente el secretario de Hacienda, Luis Videgaray Caso.

De acuerdo con la Presidencia de la República, en este encuentro también se analizaron los sólidos fundamentos de la economía mexicana basados en finanzas públicas responsables, con un sistema financiero sólido y bien capitalizado, así como una adecuada estrategia de manejo de riesgos macroeconómicos.

En este último punto sobresalen el bajo déficit de cuenta corriente, el tipo de cambio flexible, la cobertura de precios del petróleo, el elevado nivel de las reservas internacionales y la Línea de Crédito Flexible con el propio FMI”, explicó en un comunicado.