El Perú muestra una firme resistencia frente a la crisis externa y seguirá creciendo de manera ininterrumpida en los próximos años, pese a que la incertidumbre global podría extenderse hasta 2015, sostuvo este sábado el banco de inversión Latin Pacific Capital (LPC).

“Así tuviéramos una crisis externa, el Perú podría seguir creciendo de manera continua alrededor de seis por ciento anual, debido a la fortaleza que se ha generado en el país”, señaló el vicepresidente de Latin Pacific Capital, Emilio Zúñiga.

Manifestó que contrariamente a lo que muchos pensaban, ha quedado demostrado que la economía peruana tiene una firme resistencia frente a una crisis internacional.

“Las cifras demuestran que si el Perú es bien manejado, sobre todo en lo que respecta a su política fiscal e inversión del Estado, tiene la capacidad de continuar en una senda de crecimiento de entre 6 y 7% inclusive”, declaró a la Agencia Andina.

El Banco Central de Reserva (BCR) y el ministerio de Economía y Finanzas (MEF) estiman que el Producto Bruto Interno (PBI) habría crecido 6,3% en 2012.

El economista del banco de inversión descartó que el equilibrio fiscal del Perú dependa únicamente de los precios de los commodities, pues sostuvo que existe una clase media que está siendo absorbida por el dinamismo laboral y cada vez participa más en el crecimiento de la economía nacional.

“No es cierto que una desaceleración de la demanda de metales, producto de una prolongación de la crisis externa, pueda amenazar el crecimiento del Perú, debido a que el país tiene capacidades de reservas muy grandes para sobrepasar un período de crisis de dos o tres años más”, comentó.

Las Reservas Internacionales Netas (RIN) del Perú se situaron en US$63.991 millones al cierre de 2012, reflejando un incremento de 31,1% respecto al año anterior, lo que ha reforzado el blindaje de la economía peruana frente a cualquier crisis internacional.

“El Perú ha demostrado que tenemos las reservas necesarias para continuar un período de crecimiento más allá de que pueda vislumbrarse un escenario adverso en el sector externo, pues tenemos una buena política fiscal y se sigue ampliando la base tributaria”, resaltó Zúñiga.

En 2012 se alcanzó una presión tributaria de 16,02% del Producto Bruto Interno (PBI), la más alta de los últimos 32 años, debido a la ampliación de la base tributaria que se expandió a 6,2 millones de contribuyentes, reflejando un crecimiento de 11,0% en lo que va del período del gobierno de Ollanta Humala, según la Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria (Sunat).

El analista mencionó que el riesgo global es que se desaceleren las economías de Europa y Estados Unidos, pues si bien tienen problemas que se van a solucionar, el riesgo es que tome más tiempo de lo previsto inicialmente, sobre todo la Zona Euro que podría estancarse durante dos o tres años más.

“Sin embargo, las reservas y recursos que tenemos son suficientes para superar una situación de incertidumbre durante dos o tres años más en el sector externo, más aún si seguimos teniendo un buen ritmo de inversión pública, que sostenga el desarrollo de una buena infraestructura, acompañado de una política de inclusión social más agresiva”, anotó.

Zúñiga afirmó que este tipo de mensaje, bien hecho, será atractivo y favorecerá la estabilidad para que los agentes económicos, sobre todo los inversionistas, tengan la seguridad de que el Perú puede lograr un desarrollo sustentable con un buen nivel de crecimiento.