América Latina no aprovechó suficientemente el crecimiento económico de la última década para mejorar las condiciones de sus trabajadores, dijo la directora regional de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Elizabeth Tinoco.

Aunque "todavía está en un nivel de crecimiento positivo, a diferencia de otras economías en el mundo", la región está "en una encrucijada" en la que debe tomar decisiones para generar un "desarrollo más inclusivo, que genere empleo formal, mayor bienestar y una distribución de la riqueza más equitativa", afirmó.

"Me atrevería a decir que sería la última oportunidad que tiene la región para realmente aprovechar el crecimiento económico de cara al futuro", indicó tras reconocer que América Latina no ha "aprovechado suficientemente" la bonanza de los últimos años.

La socióloga venezolana destacó que el gran problema de la región sigue siendo la desigualdad, "aun cuando se ha reducido la pobreza sustantivamente", y dijo que para contrarrestar este fenómeno se requiere "un modelo de crecimiento económico más diverso, que incorpore más gente y genere empleo formal".

"El empleo para nosotros es la clave para avanzar hacia un modelo de desarrollo mucho más sostenible en el tiempo y que pueda de verdad generar mayor bienestar e inclusión social", expresó.

En el modelo económico que se debe plantear la región, anotó Tinoco, "los sectores más avanzados deben servir de locomotora para jalar a los sectores más atrasados de la economía".

"Necesitamos una diversificación productiva que permita la creación de mayor empleo en sectores más diversos de la economía y una articulación mayor entre los sectores más rezagados de la economía, como por ejemplo la agricultura, con sectores más avanzados", precisó.

Tinoco presentó en la capital mexicana el informe de la OIT Panorama laboral 2014 América Latina y el Caribe, en el que se indica que este año la región dejó de generar un millón de empleos.

Aunque este año se generaron menos empleos, la OIT prevé una ligera baja en el índice de desempleo para 2014, al pasar de 6,2% en 2013 a 6,1% al cierre de este año.

El organismo también dijo que es previsible que la tasa de desocupación urbana aumente en dos décimas del 6,1% en 2014 al 6,3% para 2015.

La OIT asegura, además, que América Latina y el Caribe necesita crear casi 50 millones de empleos los próximos diez años solamente para compensar el crecimiento demográfico.