Los latinos son el principal engranaje que mueve la economía del país más poderoso del mundo. De los 50 millones de pobladores que posee EE.UU., muchos son provenientes de países de Iberoamérica.

Convertida en la primera minoría del país y la de más rápido crecimiento, la presencia de hispanos indica siempre “áreas de crecimiento” demográfico, dijo a EFE Leo F. Estrada, profesor de Planificación Urbana de la Universidad de California en Los Ángeles (Ucla).

Estrada agregó que “aquellos territorios o estados donde no están tan presentes los hispanos no crecerán” y precisó que ya “es imposible pensar en el futuro de Estados Unidos sin pensar en el futuro de los hispanos”.

Así, su potencial ha quedado plasmado con la incursión en negocios como Amazon de Jeff Bezos, o Alicia Cervera y su imperio inmobiliario Cervera Real Estate; a estos se suma la conquista del público estadounidense por parte de Ricky Martin, Jennifer López o Alex Rodríguez, entre otros, que no solo han obtenido fama, sino también fortuna.

El librero todopoderoso. Cualquiera que compra por Internet tiene a Amazon en su cabeza. Esta tienda comenzó ofreciendo libros desde una oficina montada en un garaje en la ciudad de Seattle y, ahora, es la tienda más diversificada del mundo, la cual da a su fundador, Jeff Bezos, unos US$300 millones cada año.

A Jeffrey Preston Bezos la herencia latina no le viene de sangre, sino de historia familiar. Su madre, Jackie Gise Jorgensen lo tuvo cuando era adolescente y, después, ella se casó con el cubano Miguel Bezos, padre adoptivo del empresario.

Jeff Bezos imaginó una librería cuyos anaqueles siempre tuvieran espacio para más y donde el catálogo abarcara textos de todo el mundo.

En 1994, su tienda online comenzó bajo el nombre de Cadabra.com pero, como anteriormente los buscadores daban resultados por orden alfabético, le cambió el nombre a Amazon para que apareciera siempre al principio de todo. Y justo ahí se encuentra ahora.

Amazon ha dado a Bezos una fortuna acumulada de US$19.100 millones.

Reina inmobiliaria. Alicia Cervera es peruana, pero vivió en Cuba por ser hija de un embajador. Su vida hasta entonces era tranquila. Al casarse con un cubano involucrado en la invasión de Bahía Cochinos (Cuba, 1961), salieron de la isla huyendo de la revolución y llegaron a Miami, sin dinero y decididos a comenzar desde cero.

Cervera consiguió trabajo como corredora de bienes raíces y rápidamente se convirtió en el agente de mayor venta de la empresa. Por medio de trabajo arduo y apostar a buenos negocios, logró consolidar su propia compañía: Cervera Real Estate.

Hoy, al lado de sus hijas Alicia y Verónica, conforma una de las empresas más importantes de bienes raíces en Estados Unidos.

Jugador de oro. Conocido como A-Rod, Alexander Emmanuel Rodríguez Navarro es uno de los jugadores más famosos en la historia del béisbol y es hijo de una familia de dominicanos establecidos en Miami, Florida.

Actualmente, Alex Rodríguez tiene 37 años y juega como tercera base en los Yanquis de Nueva York. Es el líder entre los jugadores hispanos por ser el que más jonrones ha conseguido en uno de los deportes mayoritario entre los estadounidenses, y por haber obtenido un contrato por 275 millones de dólares en 2007.

Adicional a su contrato, anualmente gana US$2 millones por vía de la publicidad de firmas como Nike, Rawlings, Topps y Vita Coco.

“Living” la vida próspera. En la puerta del nuevo milenio, la música latina tenía un nuevo rostro: el de Ricky Martin, un cantante puertorriqueño que salió del grupo juvenil Menudo y había hecho algunas telenovelas en México.

Tras comenzar a cantar en inglés y en español, y ser el protagonista de la canción estrella del Mundial de Fútbol de Francia 98, además de ser reconocido con premios Grammy, Grammy Latino, Billboard y MTV, el boricua se fue haciendo de una gran fortuna que crece cada día.

Ricky Martin sigue posicionado como uno de los artistas latinos más adinerados. De acuerdo con Billboard, posee una fortuna de poco más de 60 millones de dólares.

La más bella e influyente. En la cima de las cien celebridades más influyentes que publica la revista Forbes está una bella mujer de origen puertorriqueño: Jennifer López. En 2011, la cantante estuvo en el puesto cincuenta.

El título de “la más influyente” le viene, no solo por su fama, por sus seguidores en las redes sociales, por sus menciones en los medios o por ser la mujer más bella de 2011 (según la revista People), sino por su fortuna que supera los US$250 millones y la convierte, a la fecha, en la persona de ascendencia latina más rica de Hollywood.