“México está aprovechando la oportunidad de convertirse en uno de los países líderes del nuevo milenio” consideró Lech Walesa, ex presidente de Polonia, al referirse a las reformas estructurales que se han aprobado en México durante los dos últimos años.

A pregunta expresa de Excélsior indicó que el proceso de debate con el que se aprobaron los cambios estructurales no sólo permitirá resolver los problemas del país sino también sobrepasar a otras naciones que no ha conseguido generar acuerdos.

“Cada país enfrenta sus problemas de manera diferente a como lo hacen otras naciones, pero deben tratar de resolverlos para generar mejorar la solución, el que sea más afectivo y el que pueda debatir más será el que tenga la oportunidad de sobrepasar a los demás países”, señaló quien ganó el Premio Nobel de la Paz en 1983.

En una reunión con medios de comunicación en el marco de la XII edición de México Cumbre de Negocios destacó que sólo a través del debate es posible eliminar los problemas que obstaculizan el progreso de las naciones.

“Admiro a los mexicanos mucho por su desarrollo tan inteligente. Ustedes saben aprovechar su potencial así que ahora utilicen esas oportunidades para generar un buen progreso”.

Respecto a los problemas que enfrenta el país, como la inseguridad, dijo que los eventos en los que participan autoridades, empresarios, representantes de asociaciones civiles y estudiantes permitirán generar concesos sobre la manera de resolverlos.

“Las convenciones son un proceso constante en México que les permitirá ver hacia dónde quieren crecer, para hacerlo es necesario ver todas las amenazas, todas las oportunidades, por lo que es fundamental que continúen con este tipo de debates”.

Dijo que la gente se acostumbra a todo por lo que los cambios pueden ocasionar desencanto.

“Debemos entender que desde el principio del tercer milenio el mundo necesitaba una reorientación de los sistemas, porque ya no hay comunismo, por eso necesitamos reorientar casi cualquier cosa y cualquier esfera de nuestras vidas”.

Advirtió que algunas personas van oponerse a los cambios, y otras estarán felices, por lo que se requiere de líderes que emprenda soluciones inteligentes pese a esta situación bipolar.

“Alguno vamos a quedar desencantados con los cambios pero debemos encontrar la manera de explicar las cosas para actuar de manera inteligente y facilitarles a aquellos que dirigen el país la implementación de buenas ideas”.