Washington. Los legisladores republicanos estadounidenses expresaron su descontento este lunes por la posible pérdida de empleos en el país debido a que un pacto de libre comercio entre Colombia y Canadá entró en vigencia antes de que el tratado de Washington con el país sudamericano.

"La entrada en vigor hoy del acuerdo comercial entre Canadá y Colombia significa que -sin ninguna buena razón- los trabajadores y exportadores estadounidenses están ahora en desventaja en Colombia", dijo el presidente de la Comisión de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes, el republicano Dave Camp.

"Nuestro acuerdo comercial con Colombia se firmó en el 2006, años antes de que incluso Canadá y Colombia comenzaran las negociaciones. Nuevamente, llamo de manera urgente al presidente a enviar los acuerdos con Colombia, Panamá y Corea del Sur al Congreso sin más demora", señaló Camp en un comunicado.

El gobierno de George W. Bush negoció los tres acuerdos, pero no logró que fueran ratificados por el Congreso, en ese entonces dominado por los demócratas.

La administración de Obama, en un intento por moverse hacia el centro después de que los republicanos consiguieran el control de la Cámara de Representantes en las elecciones del 2010, renegoció con cada uno de los países los términos de los acuerdos para reducir los cuestionamientos de los demócratas.

Sin embargo, su esperanza de aprobar los tratados para fines de julio se esfumó víctima de la batalla política sobre el límite de endeudamiento y de una disputa en torno a la renovación de un programa para recapacitar a trabajadores que hayan perdido su empleo por la competencia externa.

El representante republicano Kevin Brady dijo que la demora en aprobar los acuerdos está costando empleos.

"La mayor fabricante de galletas de Colombia (Nutresa), que representa más de la mitad de las importaciones de trigo de Colombia, ya anunció que cambiará sus pedidos de trigo de Estados Unidos a Canadá", sostuvo Brady.