La ley de Costos será aplicada a toda la cadena productiva y no sólo al último eslabón que es el comercio, porque detrás del comerciante están los otros factores que también inciden en la fijación de los precios, indicó este viernes la superintendente Nacional de Costos y Precios Justos, Karlin Granadillo.

Durante su participación en el programa Toda Venezuela, transmitido por Venezolana de Televisión (VTV), Granadillo indicó que para determinar el precio que la ley establece como justo, se debe estudiar el valor del producto o servicio, es decir "qué se requiere, cuánto se invierte y qué costo genera producir ese bien”.

Informó que los sectores prioritarios donde se comenzará a realizar la regulación de los precios son: alimentos y bebidas no alcohólicas, medicamentos y servicios médicos, higiene personal y del hogar, construcción y repuestos para vehículos.

Granadillo agregó que actualmente los precios de los productos están fijados en función de lo que la persona está dispuesta a pagar.

“El precio dejó de ser determinado por la estructura de costo, ahora es establecido para el bienestar del capitalista, mas allá del beneficio de todo el pueblo. Es una disputa por la obtención de la ganancia”, dijo.

La Ley de Costos y Precios Justos, fue aprobada el pasado mes de julio por el presidente Hugo Chávez en uso de los poderes habilitantes que le proporcionó la Asamblea Nacional en diciembre de 2010.

En declaraciones anteriores Granadillo aseguró que el ritmo de la regulación, así como los sectores abarcados, dependerá de las circunstancias económicas del país.