Lima, Andina. Es un “imperativo” poner atención al tema social para que el Perú pueda seguir creciendo, y así posibilitar a más peruanos participar de los beneficios de la economía, dijo Pedro Olaechea, presidente de la Sociedad Nacional de Industrias (SNI).

“Hoy día el área social es un imperativo, no solamente de solidaridad, sino desde el punto de vista tangible, si el Perú pretende seguir en la senda del crecimiento, no lo podemos hacer en la situación actual de desarrollo desde el punto de vista humano”, subrayó.

El dirigente empresarial reconoció que desde el punto de vista práctico y lógico es “importantísimo que el resto de peruanos pueda aunarse en recorrer el camino” del crecimiento.

Refirió que durante la campaña electoral la SNI ha tenido coincidencia en ese aspecto de las propuestas de políticas de Estado, pero que ha discrepado en algunas visiones técnicas, y sí están conscientes que el tema social es una “agenda pendiente”.

En ese sentido, señaló que para continuar creciendo es necesario contar con una población educada que permita a sus industrias y a la misma población crecer económicamente.

“No es el momento de tirar dedo, tenemos que empujar por lo que desde el punto de vista técnico el Perú no va a seguir avanzando si no tienen ingenieros, gente especializada, técnicos”, subrayó.

Olaechea, de otro lado, recordó que por falta de capacidad de gestión en los gobiernos locales y regionales se han devuelto unos 15 mil millones de soles al erario nacional.

“Hoy día el país tiene dinero lo que vamos aprender es a administrarlo y orientarlo a esta parte de peruanos que han demostrado su insatisfacción”, dijo en RPP.

Olaechea indicó que el país ha mejorado, pero todavía uno de cada tres peruanos no participa del crecimiento económico del país.

Refirió que el momento económico que vive el Perú “espectacular”, y por lo tanto es tiempo de reflexionar para que no pare y se pueda trabajar en lo que falta de cara hacia el futuro.

Señaló que su sector atraviesa un buen momento, y en el 2010, gracias a que el sector industrial, especialmente el sector metalmecánica está “enganchado” con la minería, como proveedor de equipos, ha facturado US$3.500M y genera 300 mil puestos formales de calidad.