El titular de la Confederación Nacional de Instituciones Empresariales Privadas (Confiep), Roque Benavides, invocó una mayor coordinación entre el Ejecutivo y el Congreso, con el fin de que los proyectos a favor del país salgan adelante.

"Debe haber más coordinación (...) Al sector privado le corresponde invocar al Ejecutivo y Legislativo a que estén más coordinados y salgan las cosas, al poblador de a pie le interesa que salgan los proyectos, todos estamos interesados en que al país le vaya mejor", dijo en canal N.

Benavides se mostró también a favor de dejar atrás los ánimos caldeados, ponerse de acuerdo y generar un ambiente que contribuya con la tranquilidad de la economía y sociedad en su conjunto.

"Tenemos que actuar con mucha seriedad, que se pongan de acuerdo los líderes de las agrupaciones políticas no debería ser tan difícil", comentó al referir que el jefe del Gabinete Ministerial, Fernando Zavala, y la titular del Parlamento, Luz Salgado, pueden ser los artífices de ello.

Casos Chinchero y Odebrecht

En otro momento, el presidente de la Confiep señaló esperar que el proyecto para la ejecución del aeropuerto internacional de Chinchero  siga adelante y culmine lo antes posible para beneficio de Cusco y del país.

Tras mostrar su extrañeza por la renuncia de Martín Vizcarra como ministro de Transportes, luego de anunciar que quedó sin efecto el contrato y la adenda de Chinchero, Benavides dijo no poder asegurar que hubo excesos en el informe de la Contraloría sobre dicho tema.

De igual forma, se mostró contrario a pensar que en Chinchero hubo corrupción, sino tal vez un mal manejo.

Benavides indicó que se debe tener cuidado y no pensar que todo es corrupción, luego de lo ocurrido con la empresa brasileña Odebrecht, cuyos representantes reconocieron ante la justicia de Estados Unidos sobornos por 29 millones de dólares en el Perú para ganar licitaciones de obras importantes.

El titular de la Confiep consideró que las empresas peruanas que tuvieron participación minoritaria en los contratos que tuvo Odebrecht deberían seguir teniendo la posibilidad de contratar con el Estado y, en todo caso, habría que esperar lo que dicte finalmente el Poder Judicial.

"Muchas de esas empresas no tuvieron la decisión de corromper, había quién lideraba los contratos. El Poder Judicial debe ocuparse, no somos jueces ni dioses para sentenciar a la gente", añadió.

También dijo estar en contra de cambios de ministros o de gabinete todo el tiempo, y señaló estar a favor de un indulto al expresidente Alberto Fujimori, al atribuir que ello le daría tranquilidad al país.

Por último, mencionó que los problemas de fondo que hay que seguir atacando son la informalidad en el empleo, el centralismo y la corrupción.