Londres. El nuevo líder de la oposición británica, Ed Miliband, dijo este domingo que apoya "cautelosos" recortes en el déficit presupuestario, e indicó que los actuales planes gubernamentales de recortes de gastos son económicamente peligrosos y podrían inflingir un gran daño a la sociedad.

Miliband, quien derrotó el sábado a su hermano David por un escaso margen en una elección por el liderazgo del Partido Laborista, también llamó a que se fijen impuestos más altos a los bancos y dijo que el previo apoyo del gobierno laborista a la desregulación de estas entidades estuvo errado.

Miliband, un ex ministro del gabinete, dijo que aceptaba la necesidad de ciertos recortes en el gasto público. Además, sostuvo que veía la propuesta con la que los laboristas pelearon y perdieron las elecciones de mayo -reducir a la mitad el déficit británico récord para tiempos de paz en cuatro años- como un "punto de partida", pero indicó que él daría un rol más central a subir los impuestos que al recorte en gastos.

La coalición de gobierno entre conservadores y liberal demócratas, que llegó al poder en mayo y puso fin a 13 años de mandato laborista, ha ido mucho más lejos en sus planteamientos, fijando planes para eliminar virtualmente el déficit para el 2015.

Los planes de la coalición son "económicamente peligrosos y hay señales de advertencia en nuestra economía", manifestó Miliband, agregando que él no está de acuerdo con el primer ministro, David Cameron, en que Gran Bretaña está fuera de la zona de peligro.

"Ellos (la coalición) quieren decir que lo único que importa en nuestra sociedad es eliminar el déficit estructural en los próximos cuatro años", dijo Miliband en una entrevista con la cadena BBC. "No estoy de acuerdo con eso porque (...) esto inflingiría un gran daño a nuestras comunidades", agregó.

"Reducción del déficit, 'sí', pero a un ritmo cauteloso y en una forma que ayude a nuestra economía y no la detenga", declaró.

Consultado sobre el plan del ex ministro de Finanzas laborista Alistair Darling de reducir a la mitad el déficit en cuatro años, Miliband dijo: "En términos generales creo que es el punto de partida correcto".

"No voy a oponerme a cada recorte que la coalición presente (...) No sería responsable y no sería creíble decir que nos oponemos a cada recorte (...) Revisaré cada una de las propuestas de acuerdo a sus méritos", declaró.