Santiago. El principal líder empresarial chileno, Andrés Santa Cruz, criticó al gobierno de Michelle Bachelet por impulsar "tantas reformas simultáneas" que, a su juicio, causan incertidumbre" e impiden la recuperación de la economía.

"Espero que el país empiece a recuperarse, pero para eso es necesario despejar las incertidumbres y no crear más", afirmó en declaraciones a radio Cooperativa Santa Cruz el presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), que agrupa a los empresarios industriales, mineros, banqueros, agricultores y del comercio, entre otros.

"Si uno no despeja las incertidumbres y no se preocupa de no seguir creando más, la posibilidad de recuperación se verá lejana", añadió el dirigente, cuyo sector se opone a las reformas tributaria, educacional y laboral que impulsa el Gobierno de Bachelet.

La reforma tributaria tiene por objeto financiar, con mayores impuestos a las empresas, cambios en el sistema educativo y avanzar hacia una enseñanza pública gratuita, de calidad y sin lucro, mientras la reforma laboral busca fortalecer los sindicatos y la negociación colectiva.

"Es imposible que no cause incertidumbre tener tantas reformas simultáneas y esto acompañado con muchas declaraciones que denostan al sector privado, que intentan quitarle espacio", afirmó el dirigente empresarial.

"Tenemos abierta todavía la incertidumbre constitucional, donde algunos plantean partir de cero. Hay temas abiertos, con niveles muy importantes de incertidumbre y a eso se suman declaraciones que se preocupan de denostar al sector privado, de tratar de asimilarlo con que los privados lucran, y qué es lucrar: hacerse de dinero mal habido", apostilló.

A su juicio, la reforma laboral, que el Gobierno enviará próximamente al Parlamento, "está mal enfocada", pues tendría que apuntar "a más y mejores empleos, mejores remuneraciones y aumento de productividad de las empresas".

Ello, apuntó, es "una combinación virtuosa que debemos buscar" y lamentó que en lo que se conoce hasta ahora del proyecto no figuran esos objetivos.

En Chile, según diversas fuentes, sólo un 8% de los trabajadores están sindicalizados y una mínima proporción negocia colectivamente, mientras las empresas hasta pueden contratar reemplazos durante las huelgas.

Santa Cruz consideró "preocupante" que se intente "demonizar" el lucro, "asociándolo a ganancias ilegítimas y al sector privado". "Sin ninguna duda, es preocupante", dijo.

El dirigente acusó que se trata de impedir al sector privado de tener participación en la educación y la salud. "Esto no ayuda y causa incertidumbre", afirmó.

Santa Cruz también condenó las irregularidades que la Justicia investiga en el sector empresarial, como la colusión de precios entre cadenas farmacéuticas, entre los grandes productores de pollos, así como presuntos delitos tributarios en empresas mineras.

"Cualquier acto reñido con la legalidad y con la ética no lo vamos a amparar y lo vamos a condenar enérgicamente", aseguró.

En todo caso, el dirigente manifestó que confía en la presidenta Bachelet, que ha anunciado en los últimos días una serie de medidas para reactivar la economía, que pasa por un ciclo de desaceleración.

"La verdad es que confío en la presidenta, ella ha tenido un discurso sólido y, en ese sentido, yo apunto a que se comiencen a generar las condiciones; nosotros haremos todo lo que está a nuestro alcance y nos preocuparemos de dar certezas", concluyó.