Washington. El principal republicano de la Cámara de Representantes estadounidense dijo este domingo que apoyaría una extensión de las exenciones tributarias para los ciudadanos de clase media aun si se permite que expiren las exenciones fiscales para las personas más adineradas.

El representante John Boehner dijo que el plan del presidente Barack Obama de renovar tasas impositivas más bajas para familias con ingresos menores a US$250.000 y al mismo tiempo dejar que expiren las tasas más bajas para estadounidenses más acaudalados era una "mala política".

Los republicanos quieren extender todos los recortes aprobados bajo el Gobierno del ex presiden George W. Bush.

"Si la única opción que tengo es votar por parte de esas reducciones de impuestos, votaré a favor", declaró Boehner en el programa de CBS "Face the Nation".

"Si la única opción que tengo es votar por (a favor de la exención para las personas que reciben menos de) 250.0000 (dólares) y por debajo que eso, por supuesto que lo voy a hacer", dijo. "Pero voy a hacer todo lo que pueda para (...) asegurarme de que extendamos las actuales tasas tributarias para todos los estadounidenses", agregó.

Los republicanos afirman que elevar los impuestos a los ricos perjudicaría a una economía vacilante y han prometido luchar por extender el paquete completo de reducciones tributarias cuando el Congreso regrese a sus funciones esta semana.

"Necesitamos extender todas las tasas actuales para todos (...) si queremos que nuestra economía vuelva a marchar", manifestó Boehner.

Obama presionó a los republicanos para que siguieran adelante con la extensión de los recortes para la clase media, algo en lo que ambos partidos concuerdan y que se concentraran después en las tasas tributarias para la clase alta.

Obama afirma que extender las exenciones para los ricos incrementaría el déficit del presupuesto y que representa un retorno a las políticas fiscales que favorecen a los ricos, promovidas bajo el Gobierno de Bush.