Puerto Vallarta, México. De cumplir con los importantes retos de las reformas, México habría de ser una exitosa y competitiva economía mundial, coincidieron los líderes mexicanos reunidos en una sesión acerca del futuro del país y parte del séptimo Foro Económico Mundial en América Latina.

“Considero que el México del mañana puede ser brillante”, dijo Mois Cherem Arana, director ejecutivo de Enova, y uno de los Global Shapers del Foro, una comunidad global de líderes emergentes en el segmento de los 20 años de edad. “Tenemos que dejar de pensar que la situación en México es terrible. Debemos cambiar la perspectiva”, agregó.

Cherem cree que los mexicanos deben aprender de los brasileños, quienes a pesar de los desafíos que enfrentan, por lo general son positivos y están orgullosos de su país y de sus logros, añadió. “Tenemos que enfocarnos en la manera de mejorar”, advirtió.

Las prioridades clave para asegurar el futuro de México deben incluir el fortalecimiento del Estado de derecho y el sistema judicial, así como impulsar el crecimiento para fomentar la inversión y el empleo, promover la inclusión en la sociedad y cerrar la brecha de género.

“Con el estado de derecho, hay una agenda inconclusa que ha estado sobre la mesa”, dijo Andrés Rozental, presidente de ArcelorMittal México y miembro de la junta directiva de ArcelorMittal Brasil. “Pero hoy en día en México, todavía no hay plena confianza en el estado de derecho o en el sistema judicial”.

Carlos E. Represas, integrante de la junta de Swiss Re coincidió: “tenemos que dar prioridad a las reformas estructurales. La más importante es la reforma judicial. Tenemos que garantizar el estado de derecho en el país, es fundamental si queremos impulsar la inversión y el empleo”.

“Todo mexicano debería poder tener un trabajo que le asegure a él y a su familia, tres alimentos al día a través del empleo o la inversión”, puntualizó Represas.

La inclusión social debe ser un objetivo central de México, para que el país salga adelante, argumenta Álvaro Rodríguez Arregui, cofundador y socio director de IGNIA Partners y otro de los Global Shapers. “Realmente necesitamos ser un país incluyente para tener crecimiento”.

Para impulsarlo, México debe invertir en educación y centrar la atención en el empoderamiento de la mujeres y reducir la brecha de género, dijo Angélica Fuentes, directora general de Omnilife a los participantes. “Si cerramos la brecha de género, realmente podremos elevar la competitividad del país”, concluyó la directora.