Bruselas. Los líderes de la zona euro dijeron el domingo a una Grecia casi en quiebra que debe restablecer la confianza aprobando reformas clave, antes de empezar a negociar un nuevo rescate financiero para seguir en el bloque monetario.

El primer ministro izquierdista, Alexis Tsipras, deberá lograr el aval a leyes cruciales en el Parlamento para convencer a sus 18 socios en la zona euro de que liberen fondos de inmediato, evitar la bancarrota y comenzar las negociaciones de un tercer programa de rescate.

Para la noche del miércoles, Grecia deberá tener aprobada seis medidas profundas, incluida una reforma tributaria y de las pensiones. El paquete completo deberá ser apoyado por el Parlamento antes de empezar a negociar, señaló un borrador de decisión enviado por el Eurogrupo de ministros de Finanzas a los líderes.

El documento elaborado en una cumbre de emergencia incluyó una propuesta alemana para un "alejamiento" temporal de Grecia de la zona euro si no cumple las condiciones para un préstamo.

Pero no todos los ministros respaldaron la idea, que estaba entre paréntesis en el texto al que tuvo acceso Reuters.

Una destacada fuente de la UE dijo que la medida es ilegal y no sobrevivirá a la declaración final de la cumbre.

Tsipras dijo a su llegada a Bruselas que quería "otro compromiso honesto" para mantener unida a Europa.

"Podemos llegar a un acuerdo esta noche si todas las partes quieren", dijo.

Pero la canciller alemana, Angela Merkel, cuyo país es el mayor contribuyente a los rescates de la zona euro, dijo que aún no se dan las condiciones para las negociaciones, sonando cauta ante la creciente oposición en su país a dar más ayuda a Grecia.

"La divisa más importante se ha perdido y es la confianza", dijo. "Eso significa que vamos a tener conversaciones difíciles y no habrá un acuerdo a cualquier precio".

Si Grecia cumple las condiciones, el Parlamento germano se reuniría el jueves para ordenar a Merkel y a su ministro de Finanzas, Wolfgang Schaeuble, que abran las conversaciones sobre un nuevo préstamo.

El Eurogrupo de ministros de Finanzas se reuniría de nuevo el viernes o el fin de semana para lanzar formalmente el proceso.

En una primera reacción al borrador, un funcionario del Gobierno heleno dijo: "¿Cómo pueden exigir todas estas medidas a último minuto sin asegurar una línea de vida que nos mantenga hasta la semana que viene?".

Un funcionario europeo indicó que una reunión del Eurogrupo el lunes podría discutir formas de aportar financiación de emergencia para mantener a Atenas a flote.

El encuentro del sábado del Eurogrupo fue suspendido a medianoche por las duras discusiones entre los ministros tras nueve horas de debate enconado sin lograrse una recomendación firme sobre la solicitud de Grecia de otro préstamo de tres años, basándose en las propuestas de Tsipras.

El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, dijo que aunque los ministros hicieron progresos, sigue habiendo un par de grandes asuntos que deben solucionar los líderes.

"El Eurogrupo (...) llegó a la conclusión de que todavía no hay base para iniciar las negociaciones sobre un nuevo programa", dijo el borrador enviado a los líderes.