Tegucigalpa, Honduras. Una misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) llega este mediodía a Honduras para la tercera revisión del programa económico suscrito en septiembre de 2010 con el gobierno de Porfirio Lobo.

Las revisiones son trimestrales y esta es la tercera que realiza una comitiva del Fondo, recordó la presidenta del Banco Central de Honduras (BCH) María Elena Mondragón.

"Es una agenda muy normal" la que traen los delegados del Fondo, quienes se reunirán con representantes del BCH, la Secretaría de Finanzas, la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS), la Dirección Ejecutiva de Ingresos (DEI) "y con algunas instituciones privadas como la Asociación Hondureña de Instituciones Bancarias (Ahiba)", dijo la funcionaria.

La misión analizará los "factores dentro de la política económica que tienen que ver con el programa del Fondo y prevemos que sea una evaluación normal", reiteró.

Aunque señaló que en esta visita tanto la comitiva como las autoridades hondureñas dedicarán tiempo para "evaluar el entorno internacional que está fuera del alcance de las definiciones de política interna".

En la visita se observará "cómo ellos están viendo la situación financiera internacional", en la que cada vez "hay mayor debilitamiento de la actividad económica global", agregó.

Mondragón recordó que "ha habido una desaceleración en las economías de Europa y Estados Unidos y eso naturalmente tendrá un impacto en economías como las nuestras, que son pequeñas y abiertas al exterior".

El plan económico suscrito el año pasado con el FMI tiene una duración de 18 meses, por lo tanto, el programa vence en marzo de 2012.

La segunda revisión se realizó en mayo pasado en la capital hondureña.

A pesar del elevado gasto en el engranaje público, el Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep) auguró una buena calificación a la gestión administrativa del gobierno hondureño.

La llegada del Fondo coincide con la advertencia hecha este martes en Consejo de Ministros, sobre el desfase de 2.400 millones de lempiras (más de US$124 millones) en el presupuesto del Estado.