Durban , EFE. La quinta cumbre del grupo BRICS (Brasil, Rusia, China, India y Sudáfrica) se abre este martes en la ciudad oriental sudafricana de Durban, donde sus líderes debatirán durante dos días asuntos como la creación de un banco de desarrollo.

Los presidentes de Brasil, Dilma Rousseff; Rusia, Vladimir Putin; China, Xi Jinping; y de Sudáfrica, Jacob Zuma, así como el primer ministro de India, Manmohan Singh, asisten a la reunión, que lleva por lema "La asociación de los BRICS y África para el desarrollo, la integración y la industrialización".

Los cinco principales países emergentes tratarán de dar, con la constitución de un banco de desarrollo, un paso que podría ser clave en su objetivo de reformar el sistema financiero mundial.

"Un gran resultado para nosotros sería el establecimiento del Banco de Desarrollo de los BRICS para ayudar a movilizar recursos para proyectos de infraestructura y desarrollo sostenible en los BRICS y otras economías emergentes", afirmó ayer Zuma.

La cumbre, que se celebra con el trasfondo de la crisis económica global, tratará también la puesta en marcha de un fondo conjunto de reservas de divisas extranjeras, así como de un centro de estudios propio y de un consejo de negocios de los BRICS.

Las inversiones en África de los países del BRICS, sobre todo de China, será otra de las cuestiones centrales de la cita, tal y como indica el lema de la cumbre.

El ingreso en 2010 de Sudáfrica en el grupo de las principales economías emergentes dotó a Brasil, Rusia, India y China de un socio oficial en un continente clave para estos países.

Según datos del propio BRICS, estos cinco países representan el 42% de la población mundial y alrededor del 45% de la fuerza laboral que existe en el planeta.

En 2012, Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica sumaron el 21% del producto interior bruto (PIB) mundial y el comercio entre ellos alcanzó los US$282.000 millones.

Asimismo, la media del crecimiento de la economía de los cinco en 2012 fue del 6,1% y, según previsiones del propio grupo, deberá ser del 6,9% en 2013.